Cómo adelgazar para el verano

Por o 09/06/2016 | Sección: Alimentación,Salud
Cómo adelgazar para el verano

A la mayoría nos gusta vernos bien todo el año, pero el verano es especial en ese sentido. Es una época en la que llevamos menos ropa encima, ya no se puede disimular. Solemos ir a la playa, a la piscina, a sitios en los que mostramos más nuestro cuerpo. Y es en ese momento de quitarnos la camiseta en medio de una playa abarrotada clave para determinar si hemos hecho los deberes o no ese año.

Es evidente que la relación que cada uno tiene con su cuerpo es totalmente diferente. Debes sentirte a gusto contigo mismo y eso es lo que más importa. Diríamos que lo único que importa, pero también debemos tener en cuenta otros factores, como nuestra salud. Pero si eres de esas personas que les gusta verse bien y tener un cuerpo acorde a los estándares de belleza de la sociedad, debemos cuidarnos un poco y ponernos las pilas. Si tú eres una de ellas, quizá te estás preguntando cómo puedes adelgazar de cara al verano.

Los tres pilares de la pérdida de peso

No vamos a hablar de dietas milagro ni remedios quemagrasas, pero sí que vamos a hablar de lo que realmente funciona: el esfuerzo y la constancia. Si quieres perder peso, no necesitas nada más. A partir de ahí, puedes trabajar sobre las tres bases que necesitas tener en cuenta si quieres adelgazar: la alimentación, el ejercicio y el descanso. ¿Acaso esperabas algo diferente?

Una dieta saludable y equilibrada

Todos sabemos comer bien, pero a veces se nos hace difícil o no ponemos todo de nuestra parte. Es muy fácil optar por una comida preparada del supermercado o un restaurante de comida rápida, pero, ¿es realmente saludable? ¡Por supuesto que no! Si quieres perder esos kilos de más, debes empezar a cuidar y vigilar tu dieta diaria. No tienes porqué pasar hambre, solo tener cuidado con lo que comes.

Una de las primeras medidas que deberías tomar en cuanto a tu nutrición es añadir más frutas y verduras. Esto es esencial para conseguir los nutrientes y vitaminas que necesitamos para nuestro día a día y evitamos ingerir calorías totalmente innecesarias. Una buena forma de aumentar el consumo de estos es tomando los famosos batidos y jugos verdes. Existen miles de recetas diferentes para hacer miles de preparados sabrosos y muy nutritivos. Si no tienes, ya puedes comprar una licuadora para hacer zumos naturales y empezar a cuidarte de verdad.

Es una buena opción para desayunar o como tentempié.

Ejercicio cardiovascular regular

Nuestro segundo pilar para perder peso es el ejercicio. No hace falta que nos dediquemos a hacer sesiones extenuantes en un gimnasio. ¡Tenemos muchísimas opciones! Actualmente, tenemos a nuestra disposición muchas clases diferentes en un gimnasio: zumba, aerobic, pilates, yoga, etc. Seguro que encuentras una actividad que te gusta. No solo adelgazarás, sino que también te lo pasarás bien.

Si no quieres apuntarte a ningún centro, puedes optar por quedarte en casa. En Internet, encontrarás muchas sesiones de entrenamiento con texto, imágenes y vídeos para que las puedas hacer por tu cuenta sin complicaciones. Solo necesitarás una colchoneta y un poco de espacio.

Finalmente, siempre te quedan los clásicos deportes al aire libre: salir a correr, ir en bicicleta o incluso simplemente caminar. Si no sueles hacer ejercicio de manera habitual, deberías empezar poco a poco, por lo que caminar puede ser una idea fantástica. Además, te servirá para desconectar de tu rutina diaria. Reserva un rato cada día para ti y para estirar un poco las piernas. ¡Lo notarás!

Si haces deporte por tu cuenta, puedes controlarte tus progresos para motivarte. Comienza por ver cuánto tiempo puedes andar o qué distancia haces en cierto tiempo. Puedes ayudarte con apps de móvil para llevar ese control y en poco tiempo te verás haciendo cosas que antes creías imposible. En este sentido, también puedes encontrar muchas aplicaciones diferentes según la actividad que hayas escogido. Ya sea para hacer aerobic en tu casa, para salir a correr o incluso hacer ejercicios con tu propio peso, seguro que encuentras la aplicación adecuada en cada caso.

Por la noche, un buen descanso

Y después de un largo día de rutina, ejercicio y buena dieta, necesitamos nuestro merecido descanso. Nuestro cuerpo debe recuperarse correctamente y coger fuerzas para el siguiente día. Además, si no dormimos lo suficiente, generamos más cortisol, la hormona del estrés, que nos impedirá perder peso. Así que intenta siempre dormir las horas que necesites.

¿Ayuda extra?

Si cumples con estos tres puntos del plan, estamos seguros de que podrás adelgazar sin problemas. De todos modos, sí que es cierto que podemos utilizar ciertos productos para acelerar el proceso o darnos un último empujón para cuando estemos estancados.

Existen productos naturales para perder grasa localizada que pueden acabar con esas zonas más resistentes. Estamos hablando de esa grasa rebelde que se acumula en áreas concretas: la zona abdominal, los glúteos, las piernas, etc. Es la grasa que más cuesta eliminar y puede que tengamos que recurrir a esos productos quemadores de grasa. Busca siempre por productos hechos con compuestos naturales y aléjate de sustancias artificiales. En este sentido, la cafeína o el extracto de té verde pueden beneficiarte.

Ahora ya tienes las bases para tener ese cuerpo que tanto deseas de cara al verano. Sin embargo, debes tener presente que todo esto es más un estilo de vida y unos hábitos que un método de adelgazamiento. Si los adoptas, seguro que ya no tendrás que preocuparte por más operaciones bikini. Ya lo sabes: ¡cuídate y quiérete!

Noticias de última hora en Vigo