Plataforma de afectados por abusos bancarios: “Es insensato no sentir pánico al TTIP”

Por o 27/03/2015 | Sección: Plat. Afect. Cláusula Suelo y abusos bancarios,Social
Plataforma de afectados por abusos bancarios: “Es insensato no sentir pánico al TTIP”

El colectivo social, especialmente sensible al abuso financiero, asistió ayer jueves a las jornadas informativas sobre el TTIP organizadas por ECOAR en las que Susan George explicó las implicaciones reales que tendría el Tratado para la ciudadanía de la UE, calificado como Caballo de Troya.

Entre otros puntos, la analista destacó que Alemania, consolidada conocedora de este mecanismo, multiplicó en tiempo récord por nueve el número de firmas que pedía recoger la iniciativa ciudadana europea (70.000) en contra de este acuerdo.

La presidenta del comité de planificación del Transnational Institute de Ámsterdam explicó que este Tratado otorga carta blanca a que las multinacionales soliciten indemnizaciones millonarias como compensación al impacto de cualquier normativa que lesione sus intereses: como Ecuador, que pagó en 2012 la mayor cantidad hasta el momento, 2.300 millones de dólares, a Occidental, una compañía petrolera estadounidense, cuando un sistema de arbitraje privado como el que pretende instaurar el TTIP resolvió indemnizarla tras prohibírsele extraer petróleo en zona protegida, lo que lesionaba sus “cálculos de beneficio” y se asimiló a una expropiación compensable. Este sistema de resolución de conflictos entre inversores y Estado vulnera todo principio de imparcialidad, ya que la composición del tribunal es un sector muy concreto de las altas esferas jurídicas con remuneración millonaria, que permite a las corporaciones denunciar cualquier presunta lesividad de sus intereses privados, como puede ser un cambio en la legislación que amenace sus beneficios futuros.

Además de esta cuestión, el TTIP pone en riesgo la lucha contra las privatizaciones, atenta contra los derechos laborales, el medio ambiente, los controles en agricultura, la sanidad, el principio de precaución en el sector químico y la intervención ciudadana en las negociaciones, que se han llevado en todo momento a puerta cerrada de una manera opaca y hermética. También amenaza con armonizar normativas estadounidenses y europeas de manera que la UE se pliegue a las regulaciones más permisivas en puntos clave más controlados en nuestros estados, como la alimentación: los tóxicos, la calidad… En resumen se trata de un un triunfo del abuso multinacional y corporativo, sin posibilidades de oposición de los estados, que sólo podrán votar si o no, sin enmienda posible tras el cierre de las mismas.

Es un golpe a la democracia y es sensato su rechazo total por parte de todos. Nos infunde verdadero terror.

PRENSA PLATAF. ABUSOS BANCARIOS