3 artículos que debes conocer bien antes de comprar

Por o 06/02/2018 | Sección: Hogar
3 artículos que debes conocer bien antes de comprar

Buena parte de las malas experiencias que un consumidor tiene al adquirir un producto o servicio se podrían haber evitado con algo más de información. Es algo habitual en las compras offline, pero más aún en las online.

Sobre todo cuando se trata de pequeños artículos, que no suponen un gasto abultado, no se tienen en cuenta todas las características físicas y técnicas de un producto, y no se establecen vías de contacto con el vendedor para resolver dudas, por alguna de las vías que este ponga a disposición del consumidor. Las comparaciones entre las expectativas que generaba un producto y la realidad inunda la Red, y han provocado un sinfín de memes. No siempre, claro, es culpa de la desinformación.

Actitudes como esta ante las compras podrían estar relacionadas con un perfil de comprador impulsivo, un trastorno que ha subido considerablemente entre los jóvenes y adolescentes, según los expertos. El mercado insiste en señalar el del consumo como camino hacia la felicidad, y el marco de una sociedad materialista no ayuda. Sucede, en cambio, todo lo contrario, que la compra compulsiva está asociada a estados emocionales negativos, la depresión o la ansiedad.

Pero no comprobar de forma pormenorizada si efectivamente el artículo responde a nuestros gustos y necesidades, no es el único error de las compras online. Las prisas son también malas consejeras, y propician que, incluso los compradores más meticulosos y responsables, caigan en el error de pagar un recibo sin haber comprado si todo está bien. O, peor aún, no guardarlo en un lugar seguro mientras esté abierto el plazo de devolución o dure la garantía.

A la hora de afrontar una incidencia, además, habría que optar por señalarlo todo por escrito, de manera que quede constancia, en lugar de por teléfono. Es más, si es la empresa la que decide ponerse en contacto con el consumidor vía teléfonica, este debería insistirle en que el compromiso que adopten debería estar plasmado por escrito, antes incluso de mostrar su conformidad.

Relojes usados

No todo el mundo puede permitirse tener un reloj de lujo nuevo, aun siendo conocedor de la estética, funcionalidad y elegancia de estos modelos, que visten como pocos accesorios. Una opción son los relojes usados o pre-loved, que se pueden encontrar en tiendas especializadas en relojes de segunda mano, como Chronoexpert.

La variedad y singularidad de modelos hace que la elección sea algo muy personal, que merece atención. Debe ir acorde con la personalidad, tanto que se preste a ser lucido con comodidad, pero también hay que tener en cuenta en qué ocasiones se piensa llevar. Las categorías se dividen entre relojes deportivos, inteligentes, para eventos que exigen elegancia y sofisticación o para momentos más casual.

La buena elección del artículo depende del comprador, pero este no podrá comprobar su buen estado o constatar un funcionamiento óptimo hasta que no lo tenga en sus manos. En caso de disconformidad, hay que hacer valer los derechos como consumidor.

Los artículos de segunda mano están también sujetos a garantía, según establece la ley, aunque esta es diferente a la de los productos nuevos. Así, como recuerda la revista Consumer, sin en los productos nuevos el vendedor profesional debe responder a faltas en el plazo de dos años, para los bienes de segunda mano se puede fijar o acordar con el comprador un plazo menor, que no puede ser inferior a un año.

En el caso de que se trata de un particular, la garantía se reduce a seis meses, y lo que rige es el Código Civil, no la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

Piedras preciosas

Las piedras preciosas también son un artículo de lujo. No se trata de algo cotidiano y, por lo tanto, el desconocimiento del consumidor se siente es evidente, llegando a sentirse vulnerable a estafas cuando tiene que hacer una compra. La web piedraspreciosas7.com explica que la “falsificación” de piedras preciosas y gemas, aunque suene a una cuestión fuera de la ley, no siempre lo es.

El mercado está sometido a estándares muy altos de calidad, medida en unos patrones técnicos que manejan solo los verdaderos expertos. Lo que sí contempla, en cambio, es la imitación, lo que abre la puerta a productos que son comercializados a bajo costo. Cuestión aparte es, y sí constituiría delito, que se vendan piezas falsas como si fueran originales, a precios muy elevados.

En su generalidad, y como explica la web, las piedras preciosas se identifican con las propiedades de gran belleza, durabilidad, rareza o dificultad para conseguir, así como su origen y crecimiento desde un punto de vista geológico.

Antes de plantearse adquirir una, merece la pena conocer más sobre su clasificación, su color, cuestiones sobre su tamaño y peso o dónde comprarlas.

Un vestido de novia

Vestidos de novia, pocas cosas materiales despiertan más ilusión. Al fin y al cabo, es algo que lucir una única vez en la vida, o ese es el deseo. Los vestidos de novia también se pueden encontrar online, lo que también conlleva seguir consejos útiles a la hora de acertar. Las jóvenes de hoy, de hecho, están más que acostumbradas a buscar, comparar, navegar en foros para conocer la experiencia de otras usuarias y, en definitiva, contar con mucha información antes siquiera de ponerse en contacto con proveedores, entre otros, de vestidos de novia. Internet también permite un evidente empoderamiento del consumidor.

La Red, para empezar, amplía el catálogo, lo que permite ver más modelos en menos tiempo. Y eso dispara las posibilidades de encontrar el vestido perfecto a un precio económico. Mirar tiendas, comparar y guardar los modelos que más gusten es el primer paso, como recomienda la web especializada Bodas.net.

Conviene también comprobar cuáles son los gastos de envío, que hay que sumarle al total. Más aún si se trata de un vestido comprado en el extranjero, lo que implicará pagos en aduanas.

Es también recomendable preguntar opiniones a otras novias, para lo que es útil buscar el feedback de la tienda en internet. Si tiene redes sociales, es posible que tenga fotos de novias reales luciendo el modelo, o alguno similar el catálogo, lo que también aportará confianza antes de comprar.

Un truco infalible es seleccionar varios modelos, y acercarse a una tienda real para poder probárselo y ver el efecto, lo que permitirá hacer descartes. No todos los cortes, diseños o materiales favorecen igual.

Todo esto, claro, debe hacerse con suficiente antelación, para poder encargarlo con mucho tiempo y correr riesgos que aumenten el estrés.

Noticias de última hora en Vigo

Comentar noticia

Your email address will not be published.