3 Secretos para que la habitación de tu hijo parezca sacada de un cuento

Publicado por o día 08/07/2016 na sección de Hogar

3 Secretos para que la habitación de tu hijo parezca sacada de un cuento

¿Qué padre no quiere darle lo mejor a su hijo? Desde que nacen, los más pequeños son los dueños de toda la casa. Pero si hay un sitio más especial para ellos, sin duda, es su habitación.

Su cuarto es su reino. En su habitación es donde construyen su guarida, viven historias fantásticas y traen a sus amigos (a los imaginarios también).

Por eso los padres se desviven por crear habitaciones espectaculares que parezcan recién sacadas de un cuento fantástico.

¿Estás tú en esa situación? ¿Estás preparando la habitación de tu hijo pero no se te ocurren ideas?

Estás en el sitio indicado. Hoy te mostramos las ideas más creativas y originales para convertir la habitación de tu hijo en el cuarto que todo niño querría tener.

¿Preparado para convertirte en un experto en decoración infantil?

Empezamos.

Muebles sacados de sueños

Si algo da personalidad a una habitación son los muebles. Ellos son los que determinan el ambiente que queremos crear: rústico, moderno, clásico, una mezcla de todos… Los muebles contribuyen a contar tu historia.

¿Qué tipos de muebles puedes utilizar para la habitación de tu hijo? La realidad es que en estos momentos en el mercado hay una gran variedad de opciones. Hay diseños muy divertidos para estanterías, escritorios o armarios.

Pero la idea que te queremos mostrar va más allá de elegir unas piezas u otras. Hoy queremos que te atrevas a crear tus propios muebles con tus hijos.

Pero no pienses en tornillos y martillos. Se trata de muebles modulares realizados con bloques de madera y corcho. Al ser modulares puedes construir con ellos lo que quieras: desde una estantería a un auténtico barco pirata.

Al no usar tornillos, tus hijos podrán ayudarte en la construcción. Así que además de crear la habitación que ellos quieran, pasaréis un rato muy divertido.

¡Será como jugar a los bloques de ladrillo pero a lo grande!

Nuestro amigo el papel pintado

¿Has pesado ya en cómo vas a decorar las paredes? Este punto es muy importante ya que lo que ponemos en las paredes determina mucho el resultado final de la habitación.

Al igual que con los muebles, tienes muchas opciones. Desde pintar la habitación en un único color y luego colgar cuadros de dibujos, hasta poner vinilos con sus personajes favoritos.

¿Te gustan las manualidades? Pinta con tus hijos las paredes. Podéis pintar a vuestra familia o a la mascota. No será un dibujo perfecto, pero será el vuestro por lo que ningún otro lo podrá igualar.

No obstante, si eres de los que no se lleva bien con la brocha y la pintura o quieres usar dibujos y formas que crees imposibles de hacer… ¿Por qué no te atreves con el papel pintado?

Es la mejor alternativa a la pintura.

El papel pintado es cómodo y rentable. Además, tienes un sinfín de diseños sobre los que elegir. ¿Tienes mucho follón con los niños y la casa? No hay problema. Existen negocios que ofrecen papel pintado online.

Desde dibujos infantiles, decoraciones con ositos de colores, aviones, animales, estrellas… Solo tienes que elegir el diseño que tú quieras.

Fíjate si han avanzado las cosas que ahora hasta existen calculadoras para poder saber cuántos rollos necesitas. Solo debemos saber las dimensiones de las paredes.

¿Un consejo? No empapeles las paredes enteras. Piensa a qué partes de la habitación quieres dar más importancia y creas contrastes.

¿Quién dijo que el suelo no era importante?

Otro de los elementos que pueden dar el toque final a nuestro dormitorio infantil es la alfombra. Si tu hijo tiene un personaje animado favorito seguro que existe una alfombra para él.

Pero de nuevo surge la opción del DIY: “Do It Yourself (hazlo tú mismo)”.

Una técnica que no falla y en la que además pueden ayudarte tus hijos es el “Patchwork”. Esta técnica consiste en crear una alfombra con retales de telas de diferente color y material.

Para crearla solo tienes que hacer una plantilla con cartulina. Recorta las telas con la plantilla que has hecho y una vez tengas todos los trozos, el resto es “coser y cantar”.

Es recomendable que elijas la alfombra en último lugar, cuando ya sepas cómo va a ser el resto de la decoración. A la hora de decorar una habitación cambiamos muchísimo de idea, si la compras antes puedes arriesgarte a que luego no cuadre con tu decoración final.

Ahora ya tienes ideas suficientes para convertir el dormitorio de tus hijos en el mejor cuarto de juegos del mundo. Solo tienes que dejar volar la imaginación. ¡Saca el Peter Pan que llevas dentro!.