5 Consejos para que tu bebé nazca sano y feliz

Publicado por o día 12/10/2018 na sección de Bebés

5 Consejos para que tu bebé nazca sano y feliz

Para que tu hijo crezca sano son muchos los factores los que debes analizar: tendrás que cuidar su alimentación, esforzarte en que siga una dieta equilibrada, y cuidar también su estado emocional. En esta guía de referencia podrás encontrar algunos consejos que te ayudarán a que el bebé crezca sano y, sobre todo, feliz.

Consigue que tu bebé crezca sano con estos consejos clave

  • No dejes que el bebé coma solo: Siempre que se pueda, el bebé debería de comer con toda la familia, ya que esto le aportará una larga serie de beneficios. Por ejemplo, le sirve para estrechar lazos, para mejorar la comunicación, para empezar a valorar el momento de la comida…

Mejora su autoestima y le ayudará a adquirir ciertos hábitos alimentarios que le serán muy útiles de cara al futuro.

  • La importancia de elegir la cantidad de comida correcta: No deberías obligarle a comer, no siempre dentro de ciertos límites. Realmente es tu hijo quien debe decidir la cantidad que tiene que comer. Ten en cuenta que hay niños que necesitan comer más que otros, y el hecho de obligarles a comerse una cantidad mayor de lo que precisa no va a acabar bien.

Si piensa que las cantidades son pocas, siempre podemos acudir al médico para que valore su estado, y determine así si necesita un complemento alimenticio.

  • Controla los grupos de alimentos: Los grupos de alimentos no se deben de olvidar, si no que estos deberían estar incluidos en su dieta de forma diaria. Estos grupos son los de proteínas (en los que se incluye la carne, el pescado o los huevos), el de frutas y verduras, cereales y lácteos.

Una dieta equilibrada se basa en incluir en la misma ciertos alimentos de los diferentes grupos, de manera lógica.

No te olvides de la importancia de las vitaminas: añade alimentos ricos en A, C y D cada día.

  • Rutinas a la hora de comer: También es de vital importancia establecer un horario de comidas para ayudarles a regular su apetito. No es nada recomendable que el niño coma cuando quiera, a deshoras, ya que no estará dejando que termine su digestión.

Los expertos han determinado que necesitamos hacer 5 comidas al día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. Si se consumen alimentos fuera de esas comidas, lo más normal es que ya no se tenga hambre a la hora de hacer una comida principal; esto, a la larga, puede provocar carencias importantes, desórdenes alimenticios, así como una larga serie de problemas en el organismo.

  • Hidratación: La salud también se mide por la cantidad de agua del organismo. El niño, cómo el adulto, necesita bebé, y lo cierto es que puede que se olvide al estar jugando. Cada cierto tiempo le debes recordar que tiene que beber agua. Escapa de los refrescos que tienen un exceso de azúcar; además de ser malos para la salud por muchos motivos, son el principal motivo de nuestras próximas visitas al dentista.

Siguiendo estos consejos crearemos buenas pautas desde el nacimiento, lo que le hará crecer sano y feliz.