5 errores habituales al comprar un termo eléctrico

Publicado por o día 26/11/2021 na sección de Hogar

5 errores habituales al comprar un termo eléctrico

termoSu facilidad de uso o contar con agua caliente a una temperatura constante son razones que hacen que un termo de agua eléctrico sea una buena elección, pero si no tenemos en cuenta diversos puntos podemos cometer varios errores que hagan que no disfrutemos completamente de todas sus ventajas como:

Elegir un termo con un depósito de poca capacidad

Los termos eléctricos calientan el agua en su depósito gracias a las resistencias que poseen, pero no lo hacen de forma instantánea. Por ejemplo, un termo eléctrico de 50 litros emplea cerca de una hora en calentar el agua, mientras que uno de 100 litros casi triplicará este tiempo.

Por eso es imprescindible calcular qué capacidad necesitamos teniendo en cuenta cuántas personas viven en casa, si normalmente nos duchamos o nos bañamos y si lo hacemos todos seguidamente o espaciar los turnos entre unos y otros.

No contar con espacio suficiente para su instalación

Antes de comprar un termo eléctrico hay que saber si tenemos espacio para colocarlo. Si es demasiado pequeño, quizá deberíamos plantearnos elegir un termo de menor capacidad y, por tanto, de menor tamaño o por uno en formato horizontal como algunos de los modelos que ofrece el termo eléctrico Ariston 

 Instalar el termo en una zona de difícil acceso

Cuanto más alejado se encuentre el termo de las tuberías o del enchufe al que va a ir conectado, se necesitará más tiempo en realizar la instalación, pudiendo conllevar tener que realizar obras que, además de perjudicar a la estética del espacio también implicarán un coste extra.

La recomendación será, por tanto, colocar el termo en un lugar discreto pero que se encuentre al alcance, así, además, si necesita venir el técnico para realizar cualquier reparación o comprobación podrá hacer su trabajo más eficazmente.

El principal error de colocar el termo eléctrico lejos del lugar de uso provoca pérdida de calor en la transmisión perdiendo eficiencia

Colocar el termo en una pared que no pueda soportar su peso

Además del peso que de por sí tiene el aparato, que puede ir de los 10 a más de 30 kilos, hay que pensar que va a contener una cantidad grande de agua, con lo cual el peso total del termo puede superar los 100 kilos en muchos casos. Por ejemplo,  un termo de 100 litros pesará más de 130 kilos.

La pared de sujeción tiene que ser lo suficientemente fuerte como para aguantar todo este peso ya que de no ser así corremos el riesgo de que se descuelgue y pueda ocasionar un accidente grave. 

¿Escoger un termo de temperatura de regulación exterior en vez de uno fijo?

Aunque un termo de temperatura de regulación exterior puede ayudarnos a reducir el consumo eléctrico si calentamos el agua a distinta temperatura según la época del año. El sistema suele ser algo más caro, pero dependiendo del clima donde se instale, puede ser una muy buena opción. En lugares con una marcada amplitud térmica en los distintos meses del año es muy recomendable.

Comentar noticia

Your email address will not be published.