Acusan al SERGAS de manipular las cifras de contagio y de incumplir el mínimo de UCIs exigido para levantar el estado de alarma

Sindicatos del Área Sanitaria de Pontevedra convocan nuevas concentraciones para mañana y manifestación para el 26-J
Publicado por o día 16/06/2020 na sección de Cesm-Galicia,Coronavirus,Galicia,PROSAGAP,Salud,Sanidad,Sindicatos

Acusan al SERGAS de manipular las cifras de contagio y de incumplir el mínimo de UCIs exigido para levantar el estado de alarma

Los sindicatos CESM Galicia, CO-BAS y PROSAGAP acusan al SERGAS de manipular descaradamente los datos de contagio por COVID-19 en determinadas áreas sanitarias donde se produjeron caídas insólitas como en Santiago o Vigo, donde según los datos aportados por la Xunta el día 12 de junio pasaron de 92 a 34 y de 184 a 148 infectados respectivamente, y una caída en el conjunto de Galicia de 108 casos, que representan el 23%, todo previa petición del levantamiento del estado de alarma al Gobierno central por parte de Alberto Núñez Feijoo.

Los representantes sindicales explican, además, que el número mínimo de UCIs que se exigen para poder salir del estado de alarma se encuentra entre 1,5 y 2 unidades por cada 10.000 habitantes, una ratio que no se cumple puesto que durante el la mayor crisis de la pandemia en Galicia contamos con 274 camas de cuidados intensivos, 114 más de las que había antes de la irrupción del virus procedentes de los puestos de Reanimación, pero una cifra muy alejada de las que en realidad se piden, que son 405.

CESM Galicia, CO-BAS y PROSAGAP están convencidos de que toda esta manipulación obedece a una campaña de imagen, por parte del gobierno de la Xunta, de cara a las próximas elecciones autonómicas del 12 de julio, y le reprochan que asuntos y demandas históricas vitales para los profesionales sanitarios tales como la puesta en marcha de medidas encaminadas a mejorar la estabilidad laboral, la previsión para modificar la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS), convocar al Foro Profesional, avanzar en el marco Estratégico de Atención Primaria o materializar la participación de los pacientes a través de un Consejo Asesor, queden una vez más en el olvido para ser atendidas ‘cuando las circunstancias lo permitan’ como suelen aducir desde el SERGAS.

Con esta lamentable situación, a la que se une la pasividad de la Gerencia del Área Sanitaria de Pontevedra ante sus reivindicaciones, los sindicatos se ven en la obligación de mantener sus movilizaciones y vuelven a convocar sendas concentraciones que tendrán lugar mañana miércoles 17 de junio a las 11.00 horas en el Hospital de Montecelo y a las 12.00 en el Provincial.

Los representantes de los trabajadores exigen a la Gerencia que abra una mesa de negociación con carácter urgente para abordar todas sus reivindicaciones que siguen plenamente ‘vivas’ y acabar con la situación de precariedad que padecen desde hace más de una década.

En este sentido apuntan la necesidad de aplicar rigurosamente la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, que continuamente se ha incumplido durante la crisis sanitarias al no contar con las mínimas medidas de protección personal; la urgencia de contar con más recursos humanos y mejores condiciones de trabajo, y el rechazo frontal a la privatización de servicios no sanitarios como se recoge en el Plan Director del Gran Montecelo, privatizaciones por las que piden explicaciones públicas a la Dirección del Área Sanitaria.

Las Centrales Sindicales acusan a la Dirección Asistencial y a la Gerencia de dar una falsa imagen de la resolución de los problemas, porque ‘lejos de resolverse se van incrementando’ y por ello -añaden- ‘hacemos un llamamiento’ no sólo a al personal de los Hospitales Montecelo y Provincial y a los Centros de Salud y PACs de Pontevedra, sino también a toda la ciudadanía -ya que se ha levantado el estado de alarma- para defender una sanidad pública digna el viernes 26 de junio en una nueva manifestación.

CESM Galicia, CO-BAS y PROSAGAP concluyen que la situación de precariedad no sólo afecta a la Atención Hospitalaria, sino que se extiende a Atención Primaria, como la propia OCDE ha reconocido al denunciar en un informe que es “irrazonable e insostenible” la carga de trabajo para los médicos de Atención Primaria en España, que nos sitúa junto con otros 14 sistemas sanitarios europeos a la cola en la gestión de la carga laboral de sus médicos. Además de que actualmente en Atención Primaria se está haciendo un uso y abuso de la consulta telefónica, lo cual está propiciando una derivación injustificada a los Servicios de Urgencias

Comentar noticia

Your email address will not be published.