Adif inicia el operativo para la retirada de los vagones de mercancías descarrilados en Sobradelo (Ourense)

El operativo, coordinado y realizado de forma conjunta con Renfe, está diseñado para garantizar la seguridad de los trabajadores y medios auxiliares implicados, y preservar las condiciones del entorno

Adif ha iniciado hoy el operativo para la retirada de los vagones de mercancías que permanecen en el punto del descarrilamiento ocurrido el pasado 28 de julio en la línea León-A Coruña, a su paso por Sobradelo (Ourense). Como consecuencia de estas operaciones, la circulación en la línea se verá interrumpida, estableciéndose un plan alternativo de transportes por parte de Renfe.

El objetivo de las tareas es la retirada de los cuatro vagones pendientes: dos de ellos junto a la vía, en el lado del talud; un tercero en el lado del terraplén, y el último en la orilla del río Sil.

La solución, consensuada y ejecutada por los técnicos de Adif y de Renfe, consiste en el desmontaje in situ de los vagones, para facilitar el traslado de los mismos fuera de una zona de difícil acceso.

El operativo está diseñado para garantizar las máximas condiciones de seguridad para los trabajadores y medios auxiliares implicados, así como para preservar las condiciones del entorno natural.

De cara al desempeño de estas tareas se están tramitando los permisos preceptivos, como la autorización de uso de maquinaria no forestal ni agrícola en zonas próximas a montes, que debe emitir la Dirección Xeral de Defensa do Monte de la Consellería do Medio Rural (Xunta de Galicia), y la autorización de trabajos en zona de protección del cauce del río, competencia de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil.

Los técnicos de Adif están en contacto permanente con dichos organismos ambientales para avanzar en las tramitaciones necesarias. La comunicación con los técnicos y responsables de los organismos ambientales es constante y continuará siéndolo en esta fase de recuperación de los vagones accidentados.

Operativo

Se emplearán dos grúas de carretera de 80 toneladas, que permitirán estabilizar los vagones situados junto a la vía y, a su vez, posibilitarán el descenso de trabajadores y equipos hasta el vagón situado en la orilla del río Sil, para posteriormente retirar las secciones desmontadas.

Está previsto que los restos de los vagones sean transportados por vía férrea en plataformas al efecto, hasta la cercana estación de Quereño.

Para permitir el trabajo de las grúas será preciso construir un vial de acceso para vehículos de carretera, de 400 m de longitud, entre la estación de Sobradelo y el punto del descarrilamiento. El perímetro será desbrozado para minimizar el riesgo de combustión de la vegetación por el empleo de maquinaria.

El trabajo con grúas sobre la plataforma ferroviaria requiere el acondicionamiento de la misma para preservar los elementos de vía a la vez que se genera una plataforma de trabajo para dicha maquinaria. A su vez será necesario el desmontaje de la catenaria en la zona de trabajos.

La duración estimada de los trabajos será de aproximadamente una semana, previsión supeditada a la obtención de los permisos necesarios, el aseguramiento de la integridad de los trabajadores del operativo y del entorno, y a la propia evolución de las tareas en unas condiciones de notable complejidad. La duración prevista incluye:

– Las tareas previas de acondicionamiento de la infraestructura y accesos al punto.

– La retirada de los vagones.

– El reacondicionamiento de plataforma ferroviaria y la reposición de la catenaria.

Adif analizará y promoverá, con la supervisión y aprobación de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, las medidas de restauración del entorno para su completa recuperación al estado previo al descarrilamiento.

Investigación

Paralelamente, Adif mantiene abierta una investigación para conocer todos los detalles de lo sucedido en las maniobras de encarrilamiento de 11 vagones del tren operado por Renfe Mercancías que descarrilaron el pasado 28 de julio en Sobradelo (Ourense), interceptando y causando importantes daños en la línea León-A Coruña.

Adif está analizando a fondo todas las acciones efectuadas durante las actividades de retirada del material descarrilado, en las que también participó Renfe como titular del tren. Una vez se disponga de todos los datos, se depurarán, en su caso, las responsabilidades pertinentes.

Noticias de última hora en Vigo

SIGUENOS EN TELEGRAM

Comentarios (0)
Publicar comentario