Cómo afecta el verano en la conducción

Para cuidarnos en forma integral en el coche, haremos un repaso de los puntos más importantes para viajar fresco durante los días de sofocante calor.
Publicado por o día 23/06/2017 na sección de Motor

Cómo afecta el verano en la conducción

Manejar en verano: la sola imagen mental ya puede provocarnos una sensación de ahogo e incomodidad. Y no es para menos. Estudios han revelado que el calor tiene una incidencia directa sobre las capacidades del conductor. ¿Cómo? Según investigaciones realizadas por el CESVI (Centro de Experimentación y Seguridad Vial) las altas temperaturas provocan un aumento de la tendencia a cometer errores, el tiempo de reacción, así como induce a un aumento de la agresividad, aumentando sobremanera el riesgo de accidentes. Asimismo, el calor en el interior del vehículo produce pérdida de confort y provoca cansancio en el conductor, produciendo la aparición de los siguientes síntomas:

somnolencia, irritación, malestar general, calambres en las piernas y dolor de cintura. La visión también se verá afectada por efecto de la transpiración, lo que puede ocasionar distorsiones en el campo visual.

Ante este panorama, ¿qué recomendaciones dan los expertos en seguros de autos para manejar durante el verano? Aquí van algunos consejos y sugerencias que le ayudarán a lidiar con el termómetro de la manera más confortable y segura:

1) Hidrátese lo más posible: beba mucho agua o bebidas isotónicas y evite las bebidas demasiado azucaradas o los preparados lácteos. Ingerir comidas frugales o frutas le ayudarán a obtener una sensación de frescura.

2) Cada dos horas, haz una parada: estire tus piernas, camine por unos instantes y aproveche para refrescarte. Además, ante el menor síntoma de cansancio o fatiga, vuelva a detenerse en un lugar resguardado del sol y no siga el viaje hasta no reponerse.

3) Si debe estacionar su vehículo al aire libre, elija un lugar con sombra. Cuando debas subir nuevamente, no lo hagas de inmediato. Abra las puertas para que el interior del coche se airee durante algunos minutos.

4) Trate de conducir durante las primeras horas de la mañana, evitando las horas de mayor exposición a los rayos UV (entre las 10 y las 16 horas). De lo contrario, use el aire acondicionado pero de forma responsable, recuerde que el mal uso afectará directamente el consumo del rodado provocando un gasto innecesario de combustible:

– Cierre todas puertas y ventanillas del vehículo antes de encender el aire acondicionado.

– La temperatura debe ajustarse a una media de 24º o 25º, temperaturas inferiores no solo perjudican al vehículo sino también la salud de los ocupantes.

– No encienda el aire para pequeños viajes. El trayecto hasta la casa del vecino o al supermercado del barrio no merece gastar el gas refrigerante consumiendo la energía del auto.

El cambio climático nos ha sorprendido a todos con altas temperaturas en lugares donde antes la máxima no pasaba de los 20º, ante esta situación tome todos los recaudos necesarios para estar seguro.