Afundación presenta la sátira VIP de Joglars

Por o 10/03/2015 | Sección: Cultura
Afundación presenta la sátira VIP de Joglars

 – Una ácida visión de los excesos cometidos en la actualidad en la educación de los pequeños y pequeñas.

– Una nueva propuesta que recoge la más pura esencia de Joglars.

 La Fundación Galicia Obra Social (Afundación) acogerá la próxima semana el nuevo espectáculo surgido de la satírica imaginación de uno de los grupos más emblemáticos del panorama teatral contemporáneo, Joglars. Su nueva propuesta, VIP, sube al escenario las actitudes condescendientes y consentidoras que en la actualidad se llegan a cometer en la educación de hijos e hijas y que pueden acabar de modelar una personalidad dominadora que somete a los adultos, incluidos los padres y los maestros. La función de Vigo tendrá lugar en el Teatro Afundación el jueves 19 de marzo a las 20.30 h, y la de Pontevedra será en la Sede Afundación el sábado 21 de marzo también a las 20.30 h. Las entradas para este evento están disponibles a través de los canales habituales de la entidad en ataquilla.com, en la taquilla telefónica en el 902 504 500, en las de la Central de Espectáculos de Vigo, o bien en las sedes Afundación en Santiago de Compostela, Ourense y A Coruña.

A partir de la denominación empleada para señalar a aquellas personas que reciben un trato especial, VIP (very important person), Joglars parodian en clave sarcástica los excesos que los adultos cometen en la educación de los menores desde el momento mismo del embarazo hasta el posterior paso por las aulas. El hecho de llegar incluso a coronar al niño protagonista de la pieza teatral da una idea del mensaje que se intenta transmitir. Tanto Ramon Fontserè como el resto del grupo actoral coinciden en destacar la tiranía que se les consiente ejercer a los niños y niñas en todos los ámbitos de su vida. Comentaba el director de Joglars una anécdota sobre el comportamiento de sus sobrinos en cada ocasión que acuden de visita a la masía donde reside: «Hay que quedar con el afinador del piano una vez al año para que venga a casa, porque nada vale cuando pasan ellos por allí. Los padres no dicen nada mientras yo oigo cómo los pequeños aporrean las teclas. Los mayores siguen hablando de fútbol o cualquier otro tema y tú, por educación, no les chillas, no dices nada, callas».

Con una escenografía sencilla que favorece el cambio de acción de manera rápida y que se alinea con la intención de ir cambiando secuencias de tal manera que se pueda identificar con la sucesión comparativa que surge en la mente de los niños cuando juegan, esta pieza es una llamada de atención para buscar la posible verticalidad del péndulo educativo que, como comentan desde Joglars, pasó de un extremo a otro sin apenas detenerse en el centro.

PRENSA AFUNDACIÓN