Cómo amueblar tu casa sin arruinarte

Cambiar los muebles no tiene porqué suponer un gasto excesivo. Con un poco de imaginación y algunas ideas, es posible darle un nuevo aire a tu casa.
Publicado por o día 28/08/2017 na sección de Hogar

Cómo amueblar tu casa sin arruinarte

Mudarse a una nueva vivienda o darle un estilo diferente a las habitaciones son los motivos que nos pueden llevar a buscar muebles con los que decorar nuestra casa. Aunque a veces la simple idea de comprar mobiliario nuevo hace que suframos por nuestro bolsillo, ya que no todo el mundo puede dedicar un gran presupuesto a la compra de mobiliario. Aunque con un poco de planificación y originalidad, es posible conseguir una decoración funcional y amueblar casi cualquier espacio. Estas claves para amueblar seguro que te sirven como guía.

Haz una lista de prioridades

Lo primero que debes tener claro es lo que realmente necesitas. Hay muebles que son imprescindibles, mientras que otros se pueden comprar más adelante. Por poner un ejemplo, en el comedor un sofá, una mesa de centro y otra en la que colocar la televisión pueden ser más que suficientes para empezar. En el dormitorio, la cama y el armario, a no ser que haya armarios empotrados, no pueden faltar.

Otro de los imprescindibles es un zapatero en la entrada. Además, puedes encontrar zapateros baratos en los que tener guardados y bien organizados todos los zapatos. Prepara una lista con aquellos muebles que consideramos esenciales para una vivienda completa. Después, ordénalos por orden de prioridad y empieza a hacer cuentas de cuáles son los que puedes comprar. Los que queden fuera de la lista, déjalos para cuando tengas algo de dinero que puedas destinar a ello.

Dale un aire nuevo a algunos de los muebles que ya tienes

Si tienes algún mueble pero su estilo no encaja con la idea de decoración que tienes en mente, prueba a renovarlo. Con un poco de lija y algo de pintura no te imaginas todo lo que puedes conseguir. Esta opción también te puede servir si encuentras muebles de segunda mano en buen estado. La pintura a la tiza está de moda, y además es muy fácil de aplicar. Basta con lijar, dar una o dos manos y rematar con un sellador para obtener un resultado sensacional.

Busca muebles en kit

Los muebles en kit, esos que compras desmontados y te llevas a casa para hacer tú el trabajo, son una buena opción para ahorrar y amueblar tu casa. Además, puedes hacer combinaciones diferentes y hasta cambiar el uso de estos por otro que se te ocurra. Hay páginas especializadas en cambiar por completo este tipo de muebles y convertirlos en algo aún más espectacular por muy poco dinero. Solo tienes que comprar con mente abierta y atreverte a convertir esa mesa para el teléfono en dos mesitas de noche encajadas en la pared, por ejemplo.

Pon muebles con diferentes usos

Los muebles multifunción son la alternativa económica más recomendable. Además, permiten aprovechar espacios pequeños que de otro modo ni siquiera servirían para nada. Prueba a colocar cubreradiadores baratos y ahorrarte las estanterías, ya que la repisa que tienen encima es genial para colocar marcos de fotos, macetas o cualquier otra cosa que tuvieras pensado poner en estas. Además de tapar los antiestéticos radiadores, mejorando el aspecto de toda la casa.

Otro ejemplo de muebles multifunción son las camas con canapé, que permiten tener guardadas un montón de cosas sin recurrir a una cómoda, los asientos con almacenaje o las mesas extensibles que amplían el número de comensales que se pueden sentar alrededor. No tienes que sacrificarte para amueblar tu casa. En realidad, hay opciones para todos los bolsillos, y con un poco de planificación, tendrás un piso espectacular por muy poco dinero.