Antenas humanas con sintecho

Publicado por o día 01/12/2015 na sección de Opinión,Opinión por Carla Leiras

Antenas humanas con sintecho

Cuando pensábamos que Praga era la cuna de los centros sociales, con tantas organizaciones, asociaciones y colectivos por metro cuadrado como para formar un batallón socioecomunitario, nos dan una patada en el hígado escupiendo esta idea aberrante:

Wifi4Life ofrece alimentos y techo a las personas sin hogar que ejerzan de antenas humanas para servir de punto wifi a los viandantes.

“Al comienzo de la jornada, los responsables de la organización Wifi4Life entregan al vagabundo un router y una batería de recarga de móviles, que lleva en el bolsillo de su chaqueta”.

El sintecho portará una vistosa camiseta anunciando el servicio y se paseará por las zonas turísticas de la ciudad. También llevará recargadores de móvil en su chaqueta para que los peatones puedan usarle de fuente de energía “aprovechando que estas personas están siempre en la calle”.

Organizaciones sociales han defendido este engendro, promovido por cierto por una conocida oenegé, alegando que estas personas aprovecharán el trabajo para socializar, y que al fin y al cabo, es algo voluntario y son dueños de sí mismos para escoger si el proyecto es conveniente. Por esta regla de tres, deberíamos considerar que si una asociación media con quien quiera vender su riñón o su sangre a cambio de comida no habría de ser molestada, ni el vendedor, en su libre albedrío de competir en el mercado.

Para más inri no tendrían contrato de trabajo, “simplemente para aliviar la presión fiscal”.

Lo bautizan como “la manera de acercar a los sintecho a la sociedad”. Usarles de enchufe para nuestros juguetitos. Sin saber ni remotamente además nada sobre las consecuencias de este experimento en la salud, y dándoles el mensaje de que su única aportación válida y posible a una ciudad es ser plataforma del entretenimiento virtual de quien esté esperando al metro. ¿No habría quizá algo más que sepan hacer, además de abrazar ondas electromagnéticas para nuestro ocio?

Que la única manera de que el turismo se acerque a un sintecho sea convirtiéndole en antena humana, y que la organización ¿caritativa? que lo promueve excuse no formalizar el servicio con coberturas legales alegando la firme intención de evadir impuestos dice mucho de lo que el individualismo aberrante del sistema capitalista ha conseguido: traspasar cada uno de los poros y filtrarse a toda capa del tejido social, impregnándolo todo como el veneno pegajoso que es.

Ya hasta agradecemos que nos vejen a cambio de comida; lo lavamos y planchamos para llamarlo proyecto integrador. ¿Por qué querría alguien integrarse en una sociedad como esta?

Visionarios de Wifi4Life, lanzo una propuesta social: ¿por qué no lleváis vosotros mismos las antenas? Hay un lugar muy inclusivo donde os la podríais insertar.

Una respuesta para "Antenas humanas con sintecho"