El antiguo colegio de Trasmañó puede ser un centro de acogida de refugiados. Una propuesta a la Xunta y al Concello de Redondela.

Por o 15/09/2015 | Sección: Opinión,Opinión de Pedro Larrauri
El antiguo colegio de Trasmañó puede ser un centro de acogida de refugiados. Una propuesta a la Xunta y al Concello de Redondela.
Compartir en:

El colegio de Trasmañó, ubicado entre Vigo y Redondela, en la ladera que surge desde el puente de Rande,  es propiedad municipal del Concello de Redondela, aunque está bajo la tutela de la Consellería de Educación de la Xunta de Galicia.

Se trata de un edificio de dos plantas, de unos 370 m2 por planta. La parcela en la que se ubica ocupa 3.500 m2, lo que permitiría una posible ampliación en el futuro en caso de ser necesaria, puesto que el área que ocupa no tiene agotada la edificabilidad. (Ver).

Permanece cerrado desde el año 2010. Y podría convertirse, con poco gasto, en un magnífico centro de acogida para unos 40 ó 50 refugiados sirios o de cualquier otro país.

La idea surgió en una conversación con la superiora de las Monjas de San Vicente de Trasmañó, en una consulta médica. El Papa Francisco acababa de apremiar a los católicos a sumarse con nuevos esfuerzos a la acogida de refugiados. Y la superiora me habló del colegio, que está enfrente de su Monasterio, y se ofreció a colaborar en la medida de sus limitadas posibilidades.

En diciembre de 2011 el Concello de Redondela anunció que el antiguo colegio se convertiría en un Centro de Día para mayores, que se pondría en marcha a finales de 2013.

Sin embargo, no se ha hecho nada y el inmueble y la finca sigue en estado de abandono.

La propuesta planteada se podría ampliar a todos o muchos de los centros escolares que la Xunta ha cerrado estos años por falta de alumnos.

La actual situación de crisis exige que nuestros representantes políticos hagan lo que todos deseamos: tomar medidas urgentespara acoger a los que están huyendo de sus países por los motivos conocidos por todos. Y esa podría ser una de ellas.

Y cuando lo hagan no deben creerse los mejores ni hacerse fotos como si fueran los más sensibles y humanos entre los humanos:porque sólo estarán cumpliendo su obligación, lo que los ciudadanos les exigimos que hagan. Y no deben olvidar que los partidos políticos en los que militan la mayoría de ellos son corresponsables del drama de los refugiados y de las guerras y situaciones injustas que provocan esta crisis, por acción u omisión.

OPINIÓN POR PEDRO LARRAURI