El Gobierno socialista de Vigo aprueba una prorroga a Aqualia cinco años de la concesión del saneamiento y el abastecimiento de agua

Publicado por o día 30/12/2020 na sección de Concello de Vigo,Galicia,Vigo

El Gobierno socialista de Vigo aprueba una prorroga a Aqualia cinco años de la concesión del saneamiento y el abastecimiento de agua

La decisión se vincula a la ejecución de actuaciones por parte de Aqualia que incluyen la modernización de la ETAP de O Casal

La oposición denuncia el “proceder opaco” del gobierno municipal y lamenta que deje a la ciudad “condenada a pagar un agua cara”

El gobierno local de Vigo ha prorrogado la concesión del saneamiento y abastecimiento de agua, un contrato vigente desde 1991, por cinco años, y ha vinculado la decisión a la ejecución de un plan de inversiones por valor de casi 40,5 millones de euros por parte de la adjudicataria, Aqualia.

En un comunicado, el Ayuntamiento ha detallado que la junta de gobierno ha dado luz verde a la ampliación este miércoles tras “dos años de estudio y preparación de la decisión” durante los que los análisis técnicos “señalan la existencia de una serie de incertezas e indefiniciones que hacen aconsejable la prórroga del actual contrato”.

Así, ha recalcado que estas “están referidas a decisiones ajenas a la propia competencia municipal” y dependen de las actuaciones o la “ausencia” de las mismas “por parte de la Xunta de Galicia”.

En concreto, el contrato vigente se inició el 1 de enero de 1991, cuando fue adjudicado por 25 años con la posibilidad de prorrogarse por periodos de cinco años hasta un máximo de otros 25 años. Así, esta será la segunda ocasión en la que se amplíe.

Esta decisión se produce después de que el pasado mes de julio el alcalde, Abel Caballero, insistiese en que la “posición inicial” del gobierno local era no ampliar ese contrato, que finaliza el 31 de diciembre de 2020, pero matizase la necesidad de esperar la emisión de un informe de los técnicos municipales.

Poco después, el Ayuntamiento inició los trámites para la construcción de una nueva estación potabilizadora (ETAP) en la ciudad, que, según el regidor, requeriría de una inversión “multimillonaria” y permitiría que el agua de la traída fuese “aún mejor”.

MODERNIZACIÓN DE LA ETAP

Precisamente, el gobierno local ha señalado que “dentro de las inversiones a ejecutar” por parte de la concesionaria se incluirán las obras de modernización de la ETAP de O Casal. Así, ha recordado que esta representa la principal estación de tratamiento de agua potable de Vigo y que también abastece a Cangas, Moaña, Redondela y Mos “sin que Augas de Galicia tenga previsto a fecha de hoy otros recursos alternativos para atender las necesidades de estos municipios”.

En todo caso, el gobierno de Vigo ha apuntado que, si la modernización de la potabilizadora es susceptible de recursos europeos, Aqualia acometerá “otras inversiones señaladas por la administración local”. Además, ha recalcado que “esta inversión por parte de la concesionaria no implicará incremento de tarifa a los usuarios” y “significará una nueva dinamización económica en un periodo muy necesario”.

“INDETERMINACIONES”

Respecto a las “indeterminaciones” que el gobierno local vincula a la definición de nuevo contrato, se han destacado el “litigio” entre el Ayuntamiento y la Xunta en relación al “ámbito competencial” de la presa de Eiras y que permanezca en proceso la aprobación por parte del Gobierno gallego de los planes de emergencia y normas de explotación del embalse de Zamáns. También se ha señalado que se encuentra en proceso de estudio técnico la determinación de medidas para garantizar el abastecimiento de agua de Vigo y su área.

En la misma línea, el gobierno municipal ha recalcado la importancia de un incremento del abastecimiento en la zona, para lo que “es necesaria una ampliación y modernización de la ETAP” que se ejecute “a corto plazo” sin interrumpir su funcionamiento y “garantizando la calidad del agua tratada”.

A este respecto, ha remarcado la importancia de “encontrar soluciones” para su financiación “dada la falta de materialización de compromisos” en ese sentido por parte de la Xunta y “teniendo en cuenta las opciones financieras vinculadas con el fondo europeo de reconstrucción”.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

Por su parte, el portavoz del grupo municipal del PP, Alfonso Marnotes, ha lamentado que el alcalde “deje la ciudad condenada a pagar un agua cara” y a contar con “un servicio deficiente” y ha criticado que la decisión no se anunciase con anterioridad.

El portavoz ‘popular’ en la urbe olívica ha reprobado así que, tras prorrogar la concesión del transporte urbano se haya actuado del mismo modo con la del saneamiento y el abastecimiento del agua. “¿Qué le pasa al alcalde de Vigo con las concesionarias del Ayuntamiento?”, se ha preguntado. “Siempre que tiene oportunidad hace lo que ellas quieren. Si quiere una prórroga se la da, no una vez, sino dos. Si quiere una indemnización, se la da”, ha denunciado Marnotes.

Mientras, el portavoz de Marea de Vigo, Rubén Pérez, ha criticado que las inversiones “valgan para justificar el cambio tarifario” y la ampliación del contrato. “¿Quién lo paga? ¿Lo pagamos los vecinos a través del recibo o lo paga Aqualia en base al plan de inversiones de su ampliación?”, se ha preguntado.

Adicionalmente, el concejal del BNG, Xabier P. Igrexas, ha afirmado que esta segunda prórroga a Aqualia, como la acordada con Vitrasa, “solo beneficia a estas empresas privadas” y “dificulta la necesaria remunicipalización de ambos servicios”.

También ha subrayado el “proceder opaco” del gobierno municipal, que “después de meses negando que se fuese proceder a una nueva prórroga” e iniciar el proceso administrativo para una nueva concesión, “vuelve a agasajar, a punto de finalizar el 2020, con cinco años más de lucrativo negocio a Aqualia”.

Comentar noticia

Your email address will not be published.