Asociación Animalista Libera denuncia que en Vigo no se presta atención a la convivencia con animales

Las cuentas de 2018 siguen olvidando la reconversión del zoo o las zonas de esparcimiento.
Publicado por o día 08/12/2017 na sección de Galicia,Vigo

Asociación Animalista Libera denuncia que en Vigo no se presta atención a la convivencia con animales

Ni reconversión del parque zoológico, ni zonas de esparcimiento, ni gestión de colonias felinas. El panorama para las políticas de protección animal y convivencia en la ciudad de Galicia con mayor número de animales registrado, sólo perros más de 31.000 individuos, es desolador a juicio de la Asociación Animalista Libera.

El Concello de Vigo ignora de manera reiterada la necesidad de desarrollo de iniciativas como la concienciación frente al abandono y al maltrato, a pesar de gastar cientos de miles de euros cada año en un acuerdo económico con las instalaciones de A Madroa, donde los sacrificios de animales sanos son habituales, no tanto como las adopciones, o manteniendo un zoo cuyo modelo de exhibición “colonialista” está caducado desde hace décadas.

Tampoco presta atención el gobierno de Abel Caballero a las decenas de voluntarios anónimos que cada día alimentan, esterilizan y prestan asistencia veterinaria a las diferentes colonias de gatos ferales distribuidas por la ciudad. Es más, el consistorio persigue con multas a estas personas por su labor solidaria, en lugar de apoyar con planes de gestión integrales su correcto funcionamiento, tal y como ocurre en A Coruña o Santiago de Compostela.

En materia de “esparcimiento” y fomento de la convivencia responsable, Vigo tan sólo posee dos zonas habilitadas, sumando un total de 14.500 metros cuadrados en Ponte Nova y la Plaza de Joaquín García Picher. Es decir, menos de un metro cuadrado por perro y una necesidad acuciante en una ciudad con un número de animales creciente.

En este sentido, los animalistas sugieren enmendar las cuentas del próximo año para empezar a dotarse de medios y revertir el olvido continuado en la materia, reclamando a la Xunta de Galicia que asuma su parte de apoyo económico proporcional para poder cumplir con las novedades que se vienen en la Ley de Bienestar Animal, que entrará en vigor a comienzos de 2018.