Balance municipal del año del Partido Popular de Vigo

Publicado por o día 30/12/2015 na sección de Partido Popular,Política

Balance municipal del año del Partido Popular de Vigo

Muñoz: “La mayoría sólo le ha servido a Caballero para frenar a Vigo con gobierno investigado por corrupción y un Plan General anulado por su irresponsabilidad”

El PP reprocha al gobierno local sus “dos caras” en el 2015: “Llenando la ciudad de obras y marketing antes de las elecciones y sumido en el oscurantismo y la inacción desde que el PSOE renovó la alcaldía”.

La portavoz popular compromete una “total colaboración del PP” para redactar un nuevo plan general “siempre que el alcalde se gane el consenso abandonando su prepotencia y falta de rigor”.

Muñoz critica el “servilismo hacia las concesionarias” con pagos millonarios a Aqualia y a las gestoras del Auditorio o de los parkings de Coia y Jenaro de la Fuente.

“El gobierno no ha querido dar explicaciones de los hechos gravísimos ocurridos en el Concello, no facilita información a la oposición y desprecia cualquier opinión diferente a la suya”, asegura Muñoz Fonteriz.

  El 2015 pasará a la historia por ser el año en que Vigo perdió su planeamiento por orden judicial, el año en que la Justicia abrió una investigación al alcalde y a tres de sus concejales por delitos de corrupción, y el año en que el gobierno local frenó de manera considerable a la ciudad pese a contar con una mayoría absoluta en la corporación.

El balance realizado esta mañana por Elena Muñoz, la portavoz del grupo popular, acompañada de los concejales Teresa Egerique, Diego Gago y Miguel Fidalgo, hizo especial hincapié en las “dos caras” ofrecidas por el equipo de Caballero en el presente ejercicio.

Una antes de las elecciones, “donde todo fueron prisas, publicidad y fotos”, aseveró; y otra después de renovar la alcaldía con mayoría, “paralizando y retrasando los grandes proyectos, haciendo gala de un oscurantismo inédito y despreciando cualquier opinión distinta a la suya”.

Para el grupo del Partido Popular, “Caballero no ha querido que el 2015 se escriba con la F de futuro para Vigo, sino con la F de foto y de fachada para su gobierno y para el PSOE”.

Muñoz Fonteriz manifestó su “profunda preocupación” por la situación de Concello, al que situó con un gobierno “bajo sospecha”, algunos servicios públicos “con graves deficiencias de funcionamiento y escaso control público”, y con una acción de gobierno “opaca y oscurantista” que cada día aporta más retrasos e incumplimientos.

Los populares resumieron los últimos cinco meses del año (tras la investidura de la actual corporación) con una expresión: “Hay una verdadera parálisis en la acción municipal -dijeron-, y a todos nos cuesta recordar qué actuaciones importantes se han llevado a cabo en Vigo desde el pasado mes de mayo”.

A juicio de Muñoz Fonteriz, 2015 ha estado marcado por dos “hechos gravísimos y sin precedentes”, como son la anulación del Plan General por la “irresponsabilidad de Caballero” y la imputación tanto del alcalde como de tres concejales de su equipo.

Criticó en este sentido que “en lugar de reaccionar con humildad y transparencia, el regidor socialista haya optado por el oscurantismo y por echar las culpas a todo el mundo sin asumir ni una sola responsabilidad”.

Sobre las imputaciones por tráfico de influencias, cohecho y prevaricación, señaló que “dañan la imagen de Vigo y extienden una sombra de sospecha sobre la legalidad de muchas actuaciones”.

“Desgraciadamente -añadió- no hay una sola explicación pese a que la situación afecta de manera evidente al funcionamiento de varios servicios”. Citó en concreto el área de parques y jardines, donde recientemente la justicia también anuló el concurso para la renovación de la concesionaria por deficiencias en su tramitación.

Y respecto al plan general, Muñoz comenzó brindando el “total apoyo” del PP a la redacción del nuevo documento urbanístico, “pero siempre que el alcalde abandone su prepotencia y falta de rigor”. Como ejemplo citó que el único informe técnico o legal emitido tras la sentencia sea un folio firmado por el secretario.

“Ni se ha facilitado información a los ciudadanos sobre la situación en la que han quedado sus propiedades, ni tampoco hay estudios serios sobre los diferentes caminos a seguir a partir de ahora y sobre cuáles de ellos son más seguros jurídicamente o más rápidos”, criticó la portavoz de los populares.

Recordó las “muestras de prepotencia” de Caballero y sus “brindis con champán” cuando se aprobó el Plan General, así como el “nulo caso” hecho entonces a las advertencias del PP. Y comparó esta actitud con la rapidez con la que ahora se desentienden del PXOM y culpan a todos menos a sí mismos de su anulación.

“El planeamiento urbano es un tema capital para esta ciudad -dijo Muñoz-, sobre el que estaremos vigilantes y sobre el que exigiremos el máximo rigor”.

El repaso del PP incluyó la reciente aprobación del presupuesto del 2016: “Un presupuesto que no aceptó ni una sola alegación de la oposición ni de los ciudadanos, que consagra una innecesaria subida de impuestos, ignora por completo el apoyo al empleo juvenil, y discrimina a la mitad de la población de Vigo que vive en el rural. Y que además ni apoya al turismo ni al resto de sectores estratégicos y encima reduce de manera inexplicable el gasto social”.

Capítulo aparte merece, para el PP, el “servilismo del gobierno local con las concesionarias”. Elena Muñoz apuntó en este punto las millonarias indemnizaciones aprobadas en los últimos meses para algunas de estas empresas, como los 6,5 millones que se pagarán del erario público a las gestoras de los parkings de Jenaro de la Fuente y Coia. O el “dudoso contrato de alquiler” suscrito con la concesionaria del Auditorio de Vigo, que supondrá el pago de 13 millones de euros en los próximos 20 años.

Y también los “todavía no explicados” acuerdos con Aqualia, por los que esta firma supuestamente paga los olivos y setos decorativos de la ciudad “con el dinero que todos le damos a través de nuestros recibos del agua”. “Unos recibos -añadieron- que Caballero continúa negándose a cambiar para que se cobre por el agua que en realidad se consuma y no por tramos”.

Los concejales del PP calificaron de “perjudiciales” los retrasos o paralizaciones de algunos proyectos “sustanciales para Vigo”. Entre ellos, citaron como ejemplo la Ciudad de la Justicia, la plena integración de Vigo en el transporte metropolitano, o la puesta en funcionamiento del área metropolitana.

Pero también otros como las obras de remodelación de Balaídos, “que se están retrasando sin explicación”. “El Celta espera por una licencia para la reforma del edificio adquirido al Mercantil, o por unos terrenos para su pretendida Ciudad Deportiva; pero el alcalde, que presume de celtista, está decepcionando tanto al club como a sus aficionados”, apuntaron los ediles populares.

Elena Muñoz aludió también a la “utilización política” que ejerció el gobierno municipal sobre las personas con necesidades económicas y sociales, en referencia a las denominadas ‘colas de la vergüenza’, protagonizadas por cientos de aspirantes al cheque social en plena campaña electoral. Y recordó que estos cheques fueron abonados “vencido el plazo legal y en el último minuto, tras múltiples denuncias de los vecinos y de la oposición”.

Se quejó el PP de la “parálisis en la gestión de las concesiones de los aparcamientos de Porta do Sol y Plaza de Portugal” y criticó que no se haya querido remunicipalizar estas instalaciones para abaratarlas y gestionar mejores servicios para los residentes.

Y también de la “nula presencia de la Diputación en Vigo”. “¿Para qué quería el alcalde una presidenta en la Diputación, si lo único que tenemos ahora es un protocolo fantasma que nadie conoce y que nadie sabe para qué va a servir?”, se preguntó Muñoz tras aseverar que “nunca esta ciudad pesó menos en el organismo provincial que ahora mismo”.

Como conclusión, el grupo municipal popular lamentó que los vigueses se vean obligados a comenzar el año 2016 “sin disfrutar del transporte metropolitano, sin Ciudad de la Justicia, sin tener el necesario aparcamiento municipal en el hospital Álvaro Cunqueiro, pagando más impuestos o preguntándose porqué las únicas que están contentas en Vigo son las concesionarias”.

PRENSA PP DE VIGO