Barbacoa sí, barbacoa no: esa es la cuestión

Publicado por o día 15/03/2020 na sección de Alimentación,Hogar

Barbacoa sí, barbacoa no: esa es la cuestión

Si te gusta el sabor peculiar de la comida hecha a las brasas e invitar amigos a festejar el encuentro, es el momento adecuado para meditar qué barbacoa nos conviene tener según nuestras posibilidades edilicias, patios, balcones, terrazas o si contamos con estos espacios o no. 

Si retrocedemos en el tiempo nuestros ancestros no conocían el fuego y comían carne sin cocción pero cuando comenzaron a usarlo y aprendieron a manejarlo comenzó la era de los alimentos cocidos. Seguramente por casualidad cayó un pedazo de carne al fuego y probaron por primera vez carne a las brasas. Si nos remontamos a los orígenes etimológicos del término barbacoa este significa carne cocida sobre las brasas sin contacto, con una parrilla que en sus comienzos eran de maderas. Sus primeras cocciones se hacían enterrando en un pozo los alimentos con calor para su cocción. Aún hoy se utiliza este método. Al pasar el tiempo la cocción a la barbacoa fue perfeccionándose.

Ahora bien, si no tenemos espacio porque vivimos en una casa o departamento sin balcón la mejor opción es la eléctrica, que nos brinda rapidez, poco humo, es portátil y de fácil limpieza con un resultado maravilloso. Lo mejor es que una vez usada y limpia se guarda en tu alacena.

La opción tradicional es definitivamente si tenemos jardín o terraza.

Si tenemos espacio libre en el patio, balcón o terraza la opción es la de obra. Muchos optan por incluirlos dentro de la cocina en su doble función de hogar a leña y barbacoa. 

En esta hay muchas opciones desde una barbacoa de obra, con campana o sin ella, metálicas fijas o con ruedas y en ambas opciones a gas, carbón o eléctricas. Puedes ingresar en esta web y ver las mejores barbacoas 2020, incluyendo comparativas y opiniones de los usuarios.

Si tenemos jardín o terraza y nos gusta el aire libre la mejor opción es la de obra, lo que hay que tener en cuenta si se quiere y si el presupuesto lo permite, es agregar a nuestra barbacoa una mesada para cocinar. También podemos sumarle un horno de barro y de esta manera tenemos una zona de cocción completa en la naturaleza.

Estas son sólidas y permanentes. Al principio en la construcción se hace con materiales que generan suciedad pero en dos días podrás  disfrutarla. Pueden alimentarse con carbón, leña o gas. 

Una diferenciación es barbacoa con campana o sin ella. 

La que no tiene campana es de muy fácil construcción ya que su forma es como una H ,los inconvenientes que podemos nombrar es el viento ya que dependiendo cómo corra nos puede gastar más leña, carbón o gas y puede molestar el humo en los ojos. Si es con campana estas más resguardado. Lo importante de esta es el tiraje que debe ser bien construido.

Las metálicas pueden ser fijas o con ruedas para su traslado,esto te permite protegerla de las inclemencias del tiempo. Lo mismo que las anteriores la alimentación puede ser a gas, carbón, leña o eléctrica. Son de fácil ubicación,  la compras y la ubicas donde quieras. Para los más hábiles con las manos es una buena opción para su construcción.

Barbacoa sí, barbacoa no,  ¡esta es la decisión…!

Comentar noticia

Your email address will not be published.