Cambia tu bañera por un plato de ducha y aprovecha el espacio al máximo

Publicado por o día 05/07/2017 na sección de Hogar

Cambia tu bañera por un plato de ducha y aprovecha el espacio al máximo

Ahora que estamos dejando tras de nosotros a la crisis económica, son muchas las personas las que se deciden a hacer por fin esa reforma de su casa que tenían en su mente.

La mayoría de las reformas que se hacen ahora mismo están relacionadas con el cuarto de baño. Suele ser los espacios más pequeños de la casa, por lo que las obras están destinadas a ampliarlo.

Es por ello, por lo que muchos usuarios se deciden a hacer el cambio de bañera por plato de ducha. A continuación, vamos a analizar algunas ventajas de hacerlo.

¿Por qué deberías cambiar tu bañera por un plato de ducha?

Ahorro de espacio

Si eres franco contigo mismo, te darás cuenta de que la bañera, como tal, ya casi no la usas (es decir, que no la llenas). Con el ritmo trepidante de vida que llevamos, tenemos el tiempo justo para darnos una ducha de vez en cuando y poco más.

Entonces tenemos un espacio perdido en el baño al que podríamos darle un uso más interesante. Un plato de ducha ocupará menos que la bañera, pudiendo aprovechar el espacio para colocar, por ejemplo, un mueble de baño.

Minimiza el riesgo de accidentes

La bañera puede ser peligrosa para personas que tienen dificultades motoras. Un plato de ducha te permitirá conseguir una mayor accesibilidad, además de poder redistribuir el espacio de una manera práctica que te ayudará a moverte por el cuarto de baño sin dificultades.

Ahorro de energía y de agua 

Llenar la bañera no solamente elevará la factura del agua, si no que también elevará la del gas (suponiendo que tengamos un termo eléctrico) o bien la del gas (si tenemos un termo de gas).

Al hacer el cambio de la bañera por el plato de ducha, estás apostando por un consumo más responsable de agua, luz y gas. Por lo general, las duchas en estos platos son mucho más cortas por lo que ahorrarás al mismo tiempo que respetas el medio ambiente.

Limpieza

Debido a la característica de su estructura, los platos de ducha suelen ser más sencillos de limpiar, ya que no retienen tanta suciedad.

Reforma sencilla

Retirar la bañera antigua y colocar un plato de ducha es una obra relativamente sencilla (consideradas de las más sencillas que se pueden hacer en un cuarto de baño). Aunque si bien es cierto que existen toda una serie de factores a considerar (por ejemplo, el tipo de plato o de mampara que buscamos, las dimensiones del cuarto de baño, etc), seguro que te sale por menos de lo que te imaginas.

Si buscas una empresa que sea todo un referente a la hora de hacer la obra (que te ayude a lograr la mejor relación entre calidad y precio), te aconsejamos que eches un vistazo Conducha.es.