Cambio de chip

Por o 13/05/2013 | Sección: Opinión,Opinión por Antón Cruces
Cambio de chip

 El otro día recibí una llamada de mi hermano en la que me pedía que participásemos en la I Media Maratón de Relevos Solidaria de Vigo. Al parecer en Camerún necesitan ayuda para conseguir fondos que les permitan disfrutar de unos pozos de agua. Pues vale. No me cuentes más. Me apunto. Aunque no entiendo bien qué necesidad hay de irse tan lejos para ayudar.

 Yo que soy muy fan de Michael Jackson me lo tomo como si fuera mi We are te world. Allá vamos.

Nuestro equipo de relevos consiguió un flamante último puesto, pero lo  importante era hacer algo de deporte y colaborar con la buena causa. En ese sentido cumplimos con creces nuestro objetivo. En este tipo de pruebas la gente tiene un talante, una actitud y una deportividad que bien nos vendría en otros ámbitos de nuestra vida. Si un rival te ve flojear, o te nota débil, te anima. Si el público te ve alicaído te jalea para transmitirte sus fuerzas. Se llama deportividad, aunque en realidad puede que solo sea humanidad. Imaginen como sería su rutina si la gente pudiera extrapolar ese comportamiento a su día a día. Seguro que todo sería más fácil. Nos hace falta un cambio de chip, y no me refiero al que mide los tiempos  durante la prueba y que me escupió que tardamos 2:09:23 en acabar, no. Hablo del otro, del mental. Es una competición sí. Unos quieren ganar, pero no a cualquier precio. Otros quieren superarse así mismos, pero para unos y otros  hay unos límites. Unos límites que en cuanto nos sacamos las deportivas a veces se quedan en el armario hasta la siguiente ocasión. Es una pena. El potencial lo llevamos dentro, pero no lo aprovechamos.

 Nos dejamos llevar por el rebaño.

¡Cambiemos el chip!

 Al fin y al cabo, tal como están las cosas todos somos un poco Camerún. Todos necesitamos, ese gesto de apoyo y saber que no estamos solos. La carrera a la que nos enfrentamos es mucho más dura que cualquier maratón.

 Nos vemos en la próxima.

 La crónica de cómo mi equipo consiguió un sufrido último puesto está aquí: “El Guardián del relevo

 Salud hermanos