Carta al Ayuntamiento de Vigo. Gestión del Arbolado Urbano

A través de esta carta quiero expresar mi descontento absoluto, y el de muchos ciudadanos, con la manera en que se está gestionando el arbolado urbano de Vigo.

Han sido numerosas las talas de arbolado urbano que se llevaron a cabo en la ciudad durante los últimos años y la mayoría no han sido justificadas ante los ciudadanos, siendo conscientes de estos hechos cuando ya se han producido. Esta situación genera indignación y descontento entre la población.

A raíz de estas situaciones comienza a generalizarse el término “arboricidios” en Vigo (podas indiscriminadas y talas injustificadas), dando prioridad a proyectos (urbanísticos o navideños) en los que los árboles son simplemente víctimas y no protagonistas. A un gran sector de la ciudadanía nos genera un enorme rechazo que se maltrate de tal manera un patrimonio urbano tan valioso en la que se conoce como “Ciudad Olívica”, y que ha sido denominada por nuestro alcalde la “Ciudad de los Árboles”.

Una “Ciudad de los Árboles” que tan solo cuenta con 12.000 árboles en el casco urbano. Esta cantidad resulta escasa si la comparamos con la de otras ciudades españolas de similar extensión. Casos como el de Gijón con 31.700 árboles urbanos, Pamplona con 140.000, Córdoba con 87.000, Logroño con 45.000, León con 28.000 o Bilbao con 35.000.

Es triste pensar que Galicia es verde, pero sus ciudades no.

La protección del arbolado urbano debería ser básica en el planeamiento de una ciudad. Pocas son las ciudades a nivel europeo que tienen una ley exclusiva y bien aplicada en cuanto a la protección de los árboles urbanos. No hace falta irse demasiado lejos para tener uno de los ejemplos referentes en este ámbito de protección, como es lo que ocurre en la ciudad de Madrid: el 55% de sus calles están arboladas y cuenta con 1’8 millones de árboles urbanas, colocándose entre una de las ciudades con más arbolado urbano del mundo, valiéndose de una ley exclusiva para la protección y fomento del arbolado urbano (Ley 8/2005 de 26 de diciembre).

Al igual que sucede en Madrid, en Vigo se puede asegurar el patrimonio arbóreo en el presente y utilizarlo como un gran aliado para mejorar la sostenibilidad de la ciudad en el futuro. Esta protección consigue dar un carácter único a la ciudad y proporciona beneficios económicos, sociales y ambientales, difíciles e incluso imposibles de conseguir con otros métodos.

Espero con esta carta, además de expresar el descontento ante esta situación, transmitir el ánimo y la voluntad de mejorar, trabajando para dar solución a esta problemática, y entre todos hacer una ciudad mejor, ejemplar y de la que sentirnos totalmente orgullosos.

Att Lucía Tch

Noticias de última hora en Vigo. Te contamos todo lo que sucede en nuestra ciudad. Desde los sucesos más relevantes hasta artículos de opinión y de interés.

SIGUENOS EN TELEGRAM

Comentarios (0)
Publicar comentario