Cartuchos compatibles en tiempos de crisis

Publicado por o día 23/10/2017 na sección de Internet

Cartuchos compatibles en tiempos de crisis

La impresora es desde hace ya algunos años uno de esos periféricos que no faltan en los hogares españoles, quien más y quien menos tiene su pequeña oficina en casa, en la que cuentan con un PC o portátil, un scanner y la impresora, la gran diferencia entre estos tres aparatos es que la impresora necesita de elementos externos que se deben cambiar por desgaste cada cierto tiempo, y esto implica un desembolso, en ocasiones, abusivo.

Hay mucha polémica respecto a los cartuchos compatibles, con sus fieles seguidores de siempre, que los defienden a capa y espada y sus detractores, que solo se fían de productos originales y caros, y una marabunta de indecisos que no saben bien en qué lado posicionarse.

La principal ventaja de los cartuchos compatibles de impresora es sin duda su precio y el gran ahorro económico que suponen, el principal inconveniente es la desconfianza que generan en cuestiones de calidad. Pero seamos sinceros, esta mala reputación le ha venido dada en buena parte por las empresas de cartuchos originales, que no querían ver disminuidos sus ingresos mientras los cartuchos compatibles se llevaban gran parte del pastel.

La realidad es bien sencilla, simplemente hay excelentes cartuchos impresora baratos y otros que no son tan buenos, sólo hay que saber bien dónde comprar cartuchos compatibles con Epson, o del cualquiera que sea la marca de tu impresora, para obtener un producto de calidad y ofrezca, por tanto, buenas impresiones en tus documentos.

Solo hay que depositar nuestra confianza en empresas fiables como Toner Barato, pues la importancia al final recae en que allí donde adquiramos nuestros productos, del tipo que sean, nos ofrezcan un buen servicio de calidad, lo que incluye el importantísimo servicio postventa para que se hagan cargo si surgiese algún problema. Pero este asunto no está relacionado con el hecho de que compremos un cartucho compatible, pues también hay productos originales que simplemente salen defectuosos.

La clave está sin duda en elegir siempre webs reconocidas y avaladas por su trayectoria, que no solo se preocupen de vender y de asesorarnos para que se realice la venta, que también es importante, sino que nos atiendan con la misma amabilidad y buena disposición si surge cualquier tipo de inconveniente.

                Destapando falsos mitos sobre los cartuchos compatibles

Uno de los grandes mitos que no es en absoluto cierto es, como veníamos diciendo, que los cartuchos compatibles son de mala calidad. Nada más lejos de la realidad. Debemos recordar que simplemente al ser elaborados por terceros, estamos pagando los costes del producto en sí, pero no el plus de la marca.

Esta leyenda urbana ha sido impulsada, sin lugar a dudas, por los grandes beneficiarios de la venta de cartuchos originales, es decir, las grandes compañías que en demasiadas ocasiones exigen un precio abusivo por sus productos solo por llevar estampado su sello. De hecho, de no ser así, no habría mercado para las compañías de cartuchos compatibles.

El otro gran mito, digno de película de ciencia ficción, es que si utilizamos productos compatibles perderemos la garantía de fábrica de nuestra impresora. Evidentemente, todos sabemos que es la misma fuente que en el caso del mito anterior quien ha extendido esta falsa creencia.

No solo no es cierto, sino que es ilegal que una empresa no se haga cargo de una impresora defectuosa porque se hayan utilizado cartuchos compatibles. Los cartuchos de tinta no se consideran parte integrante de la impresora, sino que deben ser reemplazados, con lo que reciben el nombre de suministros. La directiva europea afirma que ningún productor, importador o distribuidor puede obligar legalmente al consumidor a comprar suministros exclusivos de su marca para hacer velar la garantía de fábrica.

Pero es que hay más, en realidad desde Europa a lo que se insta a los fabricantes es a diseñar cartuchos de tinta recargables o fácilmente reciclables en beneficio del medio ambiente. En cualquier caso, las empresas que no quieran incurrir en un delito tienen la obligación de fabricar cartuchos recargables y deben abstenerse de llevar a cabo cualquier tipo de acción que imposibilite o limite al consumidor el uso de cartuchos no originales o compatibles.

Si tienes la mala suerte de tener algún problema con tu impresora antes de que finalice su periodo de garantía, no tengas ningún temor si has estado ahorrándote unos euros con los cartuchos compatibles, pues si te ponen alguna pega, bien por parte del distribuidor o del fabricante, puedes hacerle alusión a la directiva europea WEEE (Waste Electrical and Electronic Equipment).