Cena con amigos, ganadora del Pulitzer en el 2000, llega a Vigo

Publicado por o día 09/09/2014 na sección de Cultura

Cena con amigos,  ganadora del Pulitzer en el 2000, llega a Vigo

РObtuvo tambi̩n el Premio Max al Mejor Director Iberoamericano por Daniel Veronese

 La Fundación Galicia Obra Social (Afundación) trae a Vigo y Pontevedra la producción teatral Cena con amigos, un texto de Donald Margulies merecedor del Premio Pulitzer en el año 2000 dirigido por Daniel Veronese. En la ciudad del Lérez, la obra tendrá lugar en el auditorio del Centro Social de Afundación, Augusto González Besada, 2, el próximo día 20 a las 20.30 h y en la ciudad olívica se representará en el teatro del Centro Cultural de la entidad, Policarpo Sanz, 13, al día siguiente, 21 de septiembre, a la misma hora.

Las entradas están a la venta en los canales habituales de comercialización de espectáculos de Afundación, la web de Servinova, www.servinova.com, y la taquilla telefónica 902 504 500, desde las 8.00 hasta las 22.00 h.

La obra, además de ganar el Pulitzer en el año 2000, fue merecedora del Premio Max al Mejor Director Iberoamericano, Daniel Veronese; ganó en el Festival Nacional Garnacha de Haro 2011 los premios a la Mejor Dirección, Álvaro Lavín, y mejor actriz, Gloria López; en el Teatro Nacional Cervantes de Buenos Aires obtuvo el Premio María Guerrero al Mejor Espectáculo Extranjero 2011; y en el Teatro Solís de Montevideo fue nominado como Mejor Espectáculo Extranjero 2011.

Cena con amigos es un texto inteligente y tremendamente hermoso, con un humor delicado en el que todo comienza con una simple cena entre amigos, en la que se comparten anécdotas, recuerdos y viajes comunes. Pero una noticia, la ruptura de una de las parejas, empieza a quebrantar la serenidad de estas familias económicamente acomodadas, burguesamente constituidas y existencialmente satisfechas. Los efectos de la disolución marital hacen que se mueva todo aquello que parecía estar en su lugar. Como piezas de un dominó, la caída traerá aparejada un estallido que derretirá el cierne de eso que parecía tan bien construido. Aquel aparente equilibrio desaparecerá para dar lugar a una realidad más cuestionada, como si al corroerse el velo de lo natural y cotidiano nos obligáramos a indagar no solo de quién nos hacemos amigos, sino con quién elegimos compartir nuestra vida.

La obra es un delicado cuestionamiento de la hipocresía familiar que mira mucho hacia fuera y muy poco hacia el interior. Pudiera ser una comedia romántica en la que el espectador no debe esperar un final complaciente.

PRENSA AFUNDACIÓN