CESM afirma que el Ministerio de Sanidad desprecia a los profesionales al decir que se infectaron de COVID-19 en sus casas

El Sindicato considera ‘indignante y mezquino’ responsabilizar a los profesionales del contagio cuando su protección compete a las autoridades sanitarias
Publicado por o día 23/05/2020 na sección de Coronavirus,Cesm-Galicia,Sanidad,Sindicatos

CESM afirma que el Ministerio de Sanidad desprecia a los profesionales al decir que se infectaron de COVID-19 en sus casas

La Delegación de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos en Galicia (CESM) considera que el Ministerio de Sanidad que dirige Salvador Illa ‘desprecia absolutamente’ al colectivo sanitario al indicar, en un informe técnico sobre el coronavirus, que una parte importante de los profesionales se infectaron por el virus COVID-19 en sus casas.

El Sindicato Médico considera ‘indignante y mezquino’ responsabilizar a los profesionales sanitarios de su propio contagio, cuando tanto la protección de los trabajadores como la contención de la difusión de lapandemia era y es responsabilidad directa de las autoridades sanitarias, tanto del Ministerio de Sanidad como de las Consejerías y Servicios de Salud autonómicos, que ‘han fallado estrepitosamente’.

Desde el principio de la crisis -continúa- las autoridades se han puesto de perfil, han escurrido el bulto, han obviado sus deberes y atribuciones y, muy a nuestro pesar, junto a los demás afectados y sus familias, nos han convertido en protagonistas de una tragedia que nunca debió serlo.

CESM Galicia asegura que las causas de que más de 51.000 trabajadores de la sanidad hayan enfermado y más de 70 hayan fallecido se encuentran en la falta de medidas de protección y elementos de seguridad, que desde el principio fueron insuficientes y en muchas ocasiones, como se ha demostrado después, defectuosos e inefectivos, con el agravante en este caso de crear una falsa sensación de seguridad y protección entre los afectados que, desgraciadamente, ha resultado fatal y letal.

La Central Sindical concluye que los hechos y el tiempo demuestran que mientras los profesionales sanitarios cumplíamos con nuestras responsabilidades, trabajando en primera línea de combate contra la enfermedad, con entrega y sacrificio ante un virus desconocido, las autoridades sanitarias no atendían nuestras reiteradas peticiones de equipos de protección personal, mascarillas homologadas y demás elementos para garantizar nuestra seguridad. Los resultados, ahí están.

Comentar noticia

Your email address will not be published.