CESM Galicia: ‘La Atención Primaria ya no puede más’

La creciente demanda asistencial desde la llegada de la COVID-19 aboca a los médicos a una situación física, psicológica y profesional límite

La Delegación de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos en Galicia ha remitido una carta al conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, en la que hace un diagnóstico de la situación real de los médicos y en la que avisan de que ‘la Atención Primaria ya no puede más’, debido a la sobrecarga de trabajo que soportan los facultativos que prestan sus servicios en los Centros de Salud desde la irrupción de la pandemia, y exigen al SERGAS los recursos humanos suficientes para evitar una crisis irreversible.

La delegada de Atención Primaria de CESM Galicia, Matilde Maceira, y el presidente, Ramón Barreiro, exponen en su misiva al titular de Sanidade que la creciente demanda asistencial que viene sufriendo el personal sanitario desde el pasado mes de marzo ha abocado a los médicos a una situación física, psicológica y profesional límite.

Una de las razones, explican, es la imposibilidad de cubrir las ausencias de compañeros por falta de médicos de familia, consecuencia de una ausencia total de planificación y de unas condiciones laborales precarias que impiden satisfacer la demanda real de facultativos.

A esta situación de sobrecarga de trabajo -prosiguen- tenemos que añadir las labores de diagnóstico y seguimiento de pacientes con coronavirus, funciones de rastreadores que la propia Consellería atribuye a los médicos de Atención Primaria, ante el fracaso del sistema de seguimiento de contactos infectados impulsado por el SERGAS al no contar con el personal necesario para realizar estas tareas.

Los facultativos indican que por si no fuera suficiente, también la decisión de solicitar PCR COVID-19 a todos los trabajadores sanitarios que se incorporen a su trabajo, y a los nuevos ingresos en las residencias recae en el médico de Atención Primaria, un trabajo puramente burocrático, que requiere al menos dos consultas como la solicitud de prueba y la comunicación de resultados, con lo que la carga de trabajo continúa creciendo.

CESM Galicia reprocha a Vázquez Almuiña que las múltiples medidas negociadas, consensuadas y aprobadas en numerosos grupos de trabajo a lo largo de 2019 para dar una solución a la crisis que veíamos padeciendo han sido estériles y, a pesar del enorme esfuerzo realizado, nada se hizo para mejorar las condiciones laborales en la Atención Primaria, ya sobrecargada por falta de personal para coberturas de ausencias, limitaciones para permisos, vacaciones o bajas antes de la irrupción de la pandemia. Los facultativos explican que a la situación de sobrecarga de trabajo que padecían previa a la irrupción del Coronavirus, desde el mes de marzo se les han ido encomendando las funciones de diagnóstico, seguimiento, aislamiento, identificación y ahora la de rastreadores. Pero la responsabilidad profesional tiene un límite, el agotamiento físico y psicológico del médico también y la Atención Primaria ya no puede más, subrayan.

Con este diagnóstico, CESM Galicia reclama a la Consellería de Sanidade que dote a los Centros de Salud de los recursos humanos suficientes para afrontar la creciente demanda asistencial, y no llegar a una situación irreversible que la Sociedad no merece y que la Administración tiene la obligación de evitar.

Noticias de última hora en Vigo

SIGUENOS EN TELEGRAM

Comentarios (0)
Publicar comentario