Claves de la electrodepilación

Publicado por o día 14/09/2017 na sección de Salud

Claves de la electrodepilación

La electrodepilación es un tipo de tratamiento que se basa en la aplicación de una cierta cantidad de corriente en la base del folículo piloso. El objetivo de esto es destruir las células de crecimiento de pelo, así como la característica capacidad que tienen el folículo para regenerarse; en resumidas cuentas, se busca eliminar el vello de forma definitiva.

La idea de la electrodepilación es acabar vello por vello de manera individualizadas; para ello se inserta una aguja muy pequeña (tiene exactamente el mismo tamaño que el vello), llegando al folículo piloso. Una vez que se haya ubicado en la zona en cuestión, se lanzará un impulso eléctrico, de muy baja intensidad, que tendrá por meta acabar con las células que potencian su regeneración. Cuando el proceso haya concluido, se utilizarán unas pinzas para extraer el vello de raíz.

Una de las principales ventajas de la electrodepilación es que es considerada como la única técnica que puede eliminar cualquier tipo de vello, independientemente de cuál sea su grosor y/o color.

Habrá que proceder con varias sesiones para lograr que la depilación sea permanente.

A continuación, vamos a analizar algunas de las principales características de la electrodepilación:

Todo lo que tienes que saber sobre la electrodepilación

Nº de sesiones

Lo cierto es que el número de sesiones de este tratamiento es muy variable, ya que dependerá de los factores siguientes:

-Ciclo de crecimiento del vello del usuario.

-Estructura del vello así como la cantidad del mismo.

-Genética.

-Cambios fisiológicos.

-El tiempo y el método que se haya utilizado con anterioridad para eliminar el vello en cuestión, o bien si es o no virgen.

-Consumo de ciertos medicamentos.

-Situaciones de estrés.

Contraindicaciones

Las contraindicaciones más habituales sobre el tratamiento de electrodepilación son las siguientes:

-Una mujer embarazada no se podrá someter al tratamiento.

-No se recomienda si se experimenta alguna lesión cutánea, o si se tiene marcapasos.

-Tampoco es recomendable si existen neoplasias activas o nevus.

-Además, en el caso de que se estén tomando retinoicos, no se podrá iniciar este tipo de depilación mientras dure el tratamiento.

Electrodepilación vs IPL: ¿Cuándo elegiremos una técnica de depilación eléctrica?

Te recomendamos esta técnica de electrodepilación cuando:

-Se tenga que depilar un pelo rubio o pelirrojo, o bien para eliminar canas y vello superficial de ciertas áreas en concreto.

-Si se están consumiendo ciertos alimentos que puedan producir trastornos de hipersensibildiad.

-Si se quieren tratar zonas en las que se puedan producir vello por ciertos cambios hormonales; puede ser la zona de la barbilla, en los perfiles de la cara, en la zona del escote, etc.

-Si queremos depilar algunas zonas pequeñas, como las cejas.

-Si hemos terminado con un tratamiento de fotodepilación y queda un poco de vello residual.

En ocasiones, es posible que el especialista recomiende empezar con una técnica de fotodepilación por IPL para luego determinar con una depilación eléctrica.