Claves para contratar un seguro de hogar completo

Un error que se comete habitualmente es confiar el seguro de hogar a la oferta más barata. Se parte de la base de que todos los seguros de hogar son iguales, y en la mayoría de las ocasiones no nos molestamos en comprobar las condiciones generales del seguro.

Lo malo es que, con los seguros, ocurre como con cualquier otro tipo de servicio: los hay buenos, regulares y malos.

No solo se trata de estar cubierto ante un incendio o una fuga de agua

El primer punto que tenemos que tener claro, es que el seguro de hogar no solo sirve para que nos reparen una fuga, o nos paguen un dinero si se quema la casa o nos la desvalijan. Las coberturas son mucho más amplias, y las veremos con detalle más adelante.

Pero hay una cobertura específica de importancia mayor, que es la relativa a la Responsabilidad Civil, y en la que casi nadie repara. Y es que, una cobertura deficiente de Responsabilidad Civil en nuestro seguro de hogar puede significar nuestra ruina económica en caso de siniestro grave.

Veámoslo con un ejemplo, basado en un siniestro real:

Año 2014. Se desprendió una cornisa de una vivienda unifamiliar urbana de dos pisos, alcanzando a una mujer de 36 años que transitaba por la calle. La víctima estuvo hospitalizada durante más de 4 meses, y sufre como secuelas de por vida, una cojera acusada en la pierna izquierda, y daños en las vértebras cervicales que no la inhabilitan. El conjunto de gastos hospitalarios, rehabilitación e indemnizaciones ascendió a la suma de 517 287 euros.

El seguro de hogar A, contratado por el propietario, tenía cobertura de Responsabilidad Civil de 600 000 euros, y cubrió todos los gastos.

Si hubiera contratado un supuesto seguro de hogar B, con cobertura de Responsabilidad Civil de 300 000 euros, el dueño habría tenido que afrontar con su patrimonio reclamaciones económicas por un valor de 217 287 euros.

Seguros a medias: un ahorro insignificante que puede salir muy caro

Lo ejemplificado en el caso anterior puede aplicarse al resto de las coberturas. Por ejemplo, en el caso de daños por fenómenos atmosféricos, existen seguros de hogar con un umbral de viento de 80 km/h, pero los más baratos amplían ese umbral a 90 km/h.

Esto significa que si un vendaval arranca el tejado de nuestra nave o vivienda un día en que AEMET certifique rachas de viento de 85 km/h, con el primer seguro de hogar estaríamos cubiertos. Pero con el segundo, afrontaríamos personalmente los costes de reposición del tejado.

No pondremos más ejemplos, porque con todas las coberturas sucede lo mismo. Simplemente indicaremos que, la diferencia de prima entre el mejor seguro de hogar y el más ramplón, difícilmente superará los 8 euros mensuales, para una vivienda media.

Coberturas de un seguro de hogar completo

Estas son las coberturas que debe incluir un buen seguro de hogar. Las coberturas que se indican como opcionales podrán contratarse en función de los intereses personales o hábitos de viaje del tomador:

  1. Daños materiales
  2. Robo, hurto y apropiación indebida
  3. Responsabilidad civil
  4. Asistencia urgente
  5. Asistencia familiar
  6. Asistencia en pequeñas obras y bricolaje (opcional)
  7. Defensa jurídica
  8. Desplazamiento temporal de los bienes asegurados
  9. Todo Riesgo Accidental
  10. Todo Riesgo Tecnológico
  11. Otras garantías complementarias
  12. Cobertura adicional de Asistencia en Viaje (opcional)

Y una recomendación final: antes de decidirse por uno u otro seguro de hogar, es imprescindible comparar las sumas aseguradas en cada una de las coberturas, y prestar mucha atención a los importes de las franquicias.

Noticias de última hora en Vigo. Te contamos todo lo que sucede en nuestra ciudad. Desde los sucesos más relevantes hasta artículos de opinión y de interés.

SIGUENOS EN TELEGRAM

Comentarios (0)
Publicar comentario