Cómo ahorrar en la factura fiscal

Publicado por o día 25/11/2015 na sección de Economía,Empresas

Cómo ahorrar en la factura fiscal

Cuando falta muy poco para que termine el año 2015, muchos se preocupan de cómo ahorrar en su factura fiscal y sobre qué puntos son claves a la hora de hacer la declaración el año entrante considerando los cambios fiscales aprobados por el Gobierno recientemente. Así las cosas, de acuerdo al sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda un contribuyente promedio puede ahorrar hasta 5.168 euros si cumple con determinados requisitos ¿interesante no?

La idea se enfoca en aprovechar las ventajas fiscales para ahorrar en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), aunque para ello se necesita contar con algo de ahorro. Para saber cómo aprovechar esta oportunidad se han elaborado algunos consejos muy interesantes, estos son:

1. Planes de pensiones, una oportunidad imperdible 

Cuando llega fin de año conviene hacer un aporte al plan de pensiones o plan de previsión asegurado, aunque considerando los cambios fiscales, tiene que recordarse que el límite a aportar llega ahora a los 8.000 euros (en la medida que no supere el 30% de los rendimientos obtenidos producto del trabajo y toda actividad económica).

La idea es reducir la base imponible por la que se calculará el impuesto, por ello también vale la aportación que hace el cónyuge del contribuyente – cuando tiene rendimientos del trabajo o actividad económica por menos de 8.000 euros. Hay que recordar que el límite del aporte ha pasado de 2.000 a 2.500 euros en este caso.

Así las cosas, si se invierte 6.198 euros en esta opción, el ahorro fiscal sería de 2.021 euros por regla general.

2. Exenciones por trabajar en el extranjero

Si se está recibiendo una renta proveniente del extranjero, a propósito del ejercicio de una actividad lucrativa, hay que recordar que la reforma fiscal garantiza una exención tributaria de hasta 60.100 euros por año.

Es importante considerar que, en este caso más que una exención fiscal lo que hay es una convención sobre doble tributación, puesto que se requiere para que opere la exención el que exista en el lugar de que proviene la renta un impuesto “similar” al “IRPF” y que además no sea de aquellos países considerados “paraísos fiscales”.

3. Incentivos para los “Business Angels”

Los cambios fiscales han posibilitado el que se incentive la creación de capitales semillas, para ello desde el 29 de septiembre de 2013 se estableció que para estas personas se hará una exención del “IRPF” de hasta el 20% de la inversión realizada en la sociedad constituida mediante el capital aportado (mediante suscripción de acciones o participaciones en ésta).

Esta alternativa busca incrementar el porcentaje de emprendimientos en España e implica una alternativa a los préstamos convencionales. No obstante lo anterior, si se prefiere esta opción para comparar préstamos personales y saber cuál es el más conveniente, existen muchas alternativas disponibles.

Parte de las condiciones contemplan un tope de 50.000 euros al año, la participación del cónyuge y familiares (hasta el segundo grado inclusive) con una deducción de hasta el 40% del capital, aunque en este caso los fondos no podrán sobrepasar los 400.000 euros.

Solo en esta exención fiscal se puede conseguir rebajar 8.347 euros en la medida que se contribuya a financiar un emprendimiento, aunque la inversión tiene que ser de 41.737 euros aproximadamente.