Cómo crear tu marca y logo al empezar un negocio

Publicado por o día 28/10/2020 na sección de Empresas

Cómo crear tu marca y logo al empezar un negocio

El volumen de información que reciben a diario tus clientes es cada vez mayor. Por lo que es importante saber cómo hacer que tu marca perdure en su memoria. Ten en cuenta que se formarán una opinión sobre tu empresa en segundos. 

Crear un logo basado en la identidad de marca es muy importante. Pero ¿qué es la identidad de marca? 

La identidad de marca, en pocas palabras, representa el alma de tu empresa. Sus valores, su motivación y su diferencia con respecto a las del resto del mercado. Se trata de establecer claramente cuáles son las palabras que la describen y por qué palabras quieres que sea reconocida entre tus clientes. 

Si bien el diseño del logotipo es solo una parte de la marca, este sirve como base para toda la narrativa sobre tu empresa. Si hacemos memoria, reconoceremos que un buen logo puede conectar inmediatamente nuestras mentes con una empresa, incluso, sin necesidad de ver su nombre. 

De allí, surge la importancia de construir un logo que represente de forma precisa y eficaz lo que muchas veces en palabras sería más largo de definir. 

El logo de tu empresa es un símbolo omnipresente. Mirará fijamente a tus clientes desde tu web, tus productos, tus embalajes, tus tarjetas de visita, o incluso en tus regalos corporativos. 

Tanto los embalajes como los regalos promocionales que repartirás, y que abarcan muchas categorías: papelería, ropa, tecnología… acompañarán a tus clientes a muchos lugares y también servirán de marketing para tu negocio. Por eso no puedes descuidarlos. En ellos es en donde tu logo se luce. En muchos e-commerce, como Maxilia, te puedes inspirar para ver cómo personalizar varios objetos con tu marca. 

Pero, ¿y cómo se crea un logo? Aquí te ofrecemos una lista de pasos básicos: 

Define cuál es “el carácter de tu empresa

La gráfica del logotipo debe ser compatible (no contradictoria) con el estilo de tu empresa. Elegante, clásico, informal, racional, técnico, neutro, innovador, popular o refinado. Por ejemplo, el logo de un gimnasio puede optar por usar fuentes gruesas y atrevidas, mientras que el logo de una empresa de eventos puede utilizar fuentes cursivas y delgadas.

Recuerda que menos es más

Muchas veces se piensa que un logo es necesariamente una imagen. ¡Pero no, un logo puede ser una o dos palabras! Como es el caso de Sony o Coca Cola. 

Mediante el uso inteligente de los recursos gráficos de escritura (familia tipográfica, interletrado, cuerpo y color de letra), el nombre de tu empresa puede cobrar por sí mismo valor entre los clientes. 

Lo más recomendable para un logo de una sola palabra, es contar con varias versiones alternativas. De este modo, podrás decantarte por la más legible.

Define los colores que quieres que te identifiquen

La psicología detrás del color es compleja, pero cada color está relacionado con una emoción o idea determinadas. Algunos colores pueden inspirar energía, seriedad, protección, armonía, etc. Ser consciente de ello es muy importante para elegir el color que más se ajusta a lo que la identidad de tu marca quiere transmitir entre los consumidores. 

Esto será muy importante, ya que tu empresa puede usar los esquemas cromáticos de los logotipos para ayudar a desarrollar un vínculo emocional a través de cualquier campaña que realices. 

Finalmente, recuerda: un logotipo tiene éxito cuando la empresa que lo respalda es una marca respetada y confiable. Respalda tu identidad de marca ofreciendo buenos productos, buenos servicios y dando una muy buena atención a tus clientes.

Comentar noticia

Your email address will not be published.