Cómo cuidar los bolsos de mano de cuero

Publicado por o día 17/08/2015 na sección de Moda

Cómo cuidar los bolsos de mano de cuero

Uno de los modelos de bolsos más sofisticados que podemos encontrar en el mercado son los de cuero. Presentan una textura tan especial que podremos disfrutarla tanto con el sentido de la vista como el del tacto ayudándonos a destacar a cualquier lugar al que vayamos.

El material cuero es sinónimo de sofisticación y de estilo propio. Sin embargo, también es verdad que estos tipos de bolsos de mano requieren de un cuidado mucho más detallado si se quieren preservar sus características durante mucho más tiempo. A continuación te vamos a dar unos tips para que sepas la mejor manera de hacerlo.

Tips para cuidar tus bolsos de cuero

– Suciedad

Estos bolsos son propensos a retener la suciedad durante mucho tiempo y a ser complicado de eliminarla sin afectar a su estructura. Es por ello por lo que siempre tenemos que manipularlos con las manos limpias estando estas también completamente secas para no dejar ni rastro de humedad.

En el caso de que se presenten pequeñas manchas puedes utilizar un truco muy especial: con una goma de borrar puedes eliminarlas… eso si, aplicando con suavidad.

– ¡Cuidado con las cremalleras!

Aunque este consejo te lo vamos a dar para los bolsos de mano, en realidad se aplica para cualquier artículo del mundo textil. De tanto abrirlas y cerrarlas llega un momento en el que las cremalleras se atascan; es entonces cuando perdemos la paciencia y la podemos romper de un tirón brusco.

En vez de esto puedes comprar cera natural y extenderla a través de la cremallera con el objetivo de que se pueda desplazar con mucha más fluidez. Es una manera de engrasarla sin que afecte al propio bolso.

– Respeta el espacio

¡Nunca debes de llenar el bolso con demasiadas cosas! Lo único que conseguirás es hacer que se estropeen las cremalleras así como que las costuras terminen cediendo. En lugar de eso puedes comprar un bolso más grande o bien vaciarlo.

Tienes que saber que un bolso ha sido diseñado para soportar un cierto peso… si nos pasamos de este es posible que se produzcan problemas de importancia, tanto en su interior como en el exterior.

– Almacenaje

En cuanto no lo vayas a utilizar deberías de guardarlo en un lugar donde no hiciera demasiado frío y que, por supuesto, no se concentrará humedad. En el caso de que las condiciones no sean adecuadas, es posible que su estructura tan características se termine agrietando.

– Productos corrosivos

En estos bolsos se suelen llevar muchos productos de maquillaje. Tenemos que evitar que las sustancias de su interior entren en contacto con el propio bolso (por ejemplo, producido por un derrame). Para esto podemos meter todos nuestros productos de cosmética dentro de una bolsa impermeable en vez de que estén sueltos por todo el bolso. De esta forma evitaremos los accidentes así como será una buena ayuda para encontrar lo que buscamos sin tener que estar sacando todo.

¡¡ Sigue estos consejos y verás cómo tu bolso te dura mucho más tiempo!!