Todo lo que tienes que saber a la hora de comprar una cámara deportiva

Por o 20/12/2016 | Sección: Hogar,Internet
Todo lo que tienes que saber a la hora de comprar una cámara deportiva
Compartir en:

Si estás pensando en comprar una cámara deportiva, seguramente te sentirás algo abrumado debido a la gran cantidad de modelos que puedes encontrar a lo largo del mercado.

Son la opción perfecta para poder grabar hasta las actividades más extremas, como puede ser hacer surf, hacer un salto en paracaídas o simplemente dar un paseo en bicicleta.

Existe toda una gran cantidad de webs especializadas en cámaras deportivas cómo esta en donde podemos encontrar diferentes comparativas para localizar el modelo que más se ajuste a nuestras especificaciones.

Queremos ayudarte con ello y, por esta razón, hemos preparado algunos de los criterios básicos para que puedas encontrar la cámara deportiva adecuada.

Resolución: Lo primero a contemplar es la calidad/resolución de video que ofrece la cámara. Como mínimo deberíamos de elegir un modelo que grabase a 1080 P, siendo lo más recomendado a 4K. Hay muy buenas ofertas en cámaras deportivas de 720p, pero esta calidad ya forma parte del pasado y no nos interesa demasiado.

Ángulo de visión: La gran mayoría de las cámaras te ofrecen un ángulo de visión de 170° que, por lo general, suele ser más que suficiente para realizar cualquier tipo de actividad deportiva. Sin embargo, deberíamos de analizar nuestras especificaciones por si acaso necesitamos un mayor ángulo de visión. Esto ya dependerá de nosotros.

Cámara lenta: La función de cámara lenta también es un criterio en el que nos deberíamos de analizar. Para conseguir este efecto, algunas cámaras inventan frames, lo cual hace que la calidad que vea resentida. La mejor opción es utilizar un método de grabación de la máxima tasa de fotogramas posible. Deberíamos de elegir una cámara que, como mínimo, grabe a 60fps; si puede hacerlo a 240fps mejor, pero también será mucho más caro.

Conectividad: Dentro de este apartado incluimos todas aquellas tecnologías que se consideran interesantes para compartir nuestros videos o fotografías. Por ejemplo, puede ser el Wi-Fi, el GPS, Bluetooth…

Lo cierto es que estas funciones no son excesivamente importantes, sobre todo si no tenemos mucho presupuesto para poder invertir en la cámara.

Autonomía: Por último, deberíamos elegir una cámara que tenga una batería con una capacidad de carga de mínimo 1000-1200mAh, para que no se nos apague a la primera de cambio.

Una vez que la compres, existen muchos libros recomendados que te pueden ayudar a exprimir al máximo todas sus funciones, para lograr una calidad gráfica inmejorable.