Con la llegada de las altas temperaturas hace que la Policia Local tenga que rescatar serpientes

Ocho nuevos casos de avistamientos de serpientes desde el pasado fin de semana. En tres de los cuales, los ofidios volvieron a su hábitat al encontrarse las viviendas en las que se habían colado en las proximidades de la misma.
Publicado por o día 26/05/2020 na sección de Eventos

Con la llegada de las altas temperaturas hace que la Policia Local tenga que rescatar serpientes

Ocho nuevos casos de avistamientos de serpientes desde el pasado fin de semana. En tres de los cuales, los ofidios volvieron a su hábitat al encontrarse las viviendas en las que se habían colado en las proximidades de la misma.

Los otros cinco fueron rescates, realizándose el primero el pasado viernes a las 15:16 horas, en la zona de la Avenida De Galicia.

Telefónicamente se informaba que un particular, tenía una serpiente de gran tamaño en su garaje, oculta detrás de unos muebles.

La patrulla desplazada al lugar, comprobó el hecho y capturaron una culebra bastarda de 60 cm.

Posteriormente la unidad se trasladó al hábitat del reptil, donde procedieron a su liberación.

El pasado domingo a las 20:51 horas, esta vez en la zona de Castrelos, un particular telefónicamente informó que tenía una serpiente oscura y gorda, atrapada en una red.

Se trató en este caso de un rescate en toda regla, encontrándose el reptil, una culebra bastarda, (malpolón monspessulanus), atrapada en una red de cultivo.

Los agentes con extremo cuidado para evitar dañarla, procedieron a liberarla, para posteriormente devolverla a su hábitat.

El dia de ayer a las 14:41 horas, un particular informaba telefónicamente que, tenía una serpiente pequeña de color marrón con manchas negras en el patio de su casa en camiño Galindra.

Se trataba de una Culebra de cogulla, natrix maura, de 25 centímetros, que se encontraba en la finca de la vivienda, siendo devuelta a su hábitat

El mismo día a las 21:15 horas, el aviso se produjo en la zona alta de Castrelos. Indicando el solicitante que tenía una serpiente bastarda enganchada en una red.

La sorpresa de los Agentes fue que se trataba de 2 serpientes, concretamente 2 bastardas, malpolon monspessulanus, que efectivamente estaban enredadas.

Mediante una meticulosa manipulación de los ofidios, lograron liberarlos y recogerlos para, posteriormente ser liberados en su hábitat.

Comentar noticia

Your email address will not be published.