Concentración por un local digno para SEREOS

Publicado por o día 30/07/2015 na sección de Os Ninguéns,Social

Concentración por un local digno para SEREOS

Esta mañana tuvo lugar, en el actual emplazamiento de la furgoneta que actúa en Jacinto Benavente, una concentración organizada por el foro socioeducativo os Ninguéns en la que se solicitaba la inmediata apertura de un local para los usuarios de Sísifo, antes Sereos do Casco Vello.

Algunos usuarios todavía no habían visto la furgoneta y se llevaron una sorpresa al comprobar el nuevo recorte del servicio. No se les informó de nada, conque no sabían si este cambio era temporal, definitivo… ni si había cambios en las horas de atención.

Sobre lo sucedido en el pleno el pasado lunes, en el que se trasladó por parte de la Marea de Vigo una pregunta sobre el programa, y la concejala de bienestar respondía mencionando que era un tema competencia de la Xunta, confirmamos que este mismo viernes se dirigirá un escrito también a la Xunta trasladando este tema, pero que es de vital importancia (literalmente) que se terminen las guerras de competencia entre estas dos instituciones y se sienten a negociar.

Nos da igual quién gestione y financie el convenio para lograr que el programa Sísifo sea adecuadamente atendido. Lo que queremos es que entre Xunta, concello y diputación lleguen a un acuerdo sólido y estable con Érguete y se ponga en marcha el programa en condiciones óptimas, reubicado en un local adecuado: la fugoneta no lo es, tampoco para los trabajadores de la misma.

Mientras se pierden en guerras de competencia se desmiembra un servicio que ha sido ejemplar en la ciudad. Deben priorizar a las personas y no las guerras políticas. No nos importa quién ostenta más responsabilidad legal sobre ello. Sólo que es un problema social que tiene que ser atendido por quien nos dice representar, y debe corregirse de inmediato la utilización de estas personas como armas arrojadizas en peleas institucionales.

Necesitan ser atendidos en un local adecuado, con la dignidad que se merecen.

PRENSA OS NINGUÉNS