Conoce el secreto para disfrutar una sexualidad sana

Publicado por o día 11/12/2018 na sección de Adulto

La sexualidad es indispensable para el equilibrio de los seres humanos. Es una manifestación cultural, psicológica, biológica y social. Gozarla a plenitud es sinónimo de autoestima.

Convertir la sexualidad en un hábito responsable es la base para garantizar la salud. Cuando no se ponen en práctica ciertas medidas de seguridad, el riesgo de adquirir una enfermedad de transmisión sexual aumenta. Conocerlas en profundidad es una herramienta básica para prevenirlas. También se hace necesario entender los mecanismos apropiados para combatirlas.

¿Qué son las ETS o ITS?

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS), son infecciones que se propagan durante el contacto genital sin protección. Sus conductores son la sangre, el fluido vaginal, el líquido preseminal y el semen. Son muy frecuentes en personas de todas las edades.

Los expertos renovaron el término, cambiándolo a infecciones de transmisión sexual (ITS). La razón se fundamenta en que muchas de ellas pueden ser asintomáticas durante meses, años, e incluso nunca llegan a manifestarse. La sociedad las ha estigmatizado, generando vergüenza en los pacientes. Muchos confirman que la palabra “infección” estimula la confianza a la hora de buscar atención médica.

Tipos de ETS

Son generadas por más de 30 variedades de parásitos, virus y bacterias. Entre las más frecuentes están:

  • SIDA (VIH): Lamentablemente, el síndrome de inmunodeficiencia humana tiene los índices más altos de mortalidad. Se puede contagiar por coitos con un individuo afectado, intercambio de agujas, transfusiones de sangre y lactancia. Esta enfermedad destruye los glóbulos blancos y daña el sistema inmunitario. No todos los infectados desarrollan SIDA. Puede presentarse como una inflamación en los ganglios, también con molestias muy parecidas a la gripe. Estos signos pueden aparecer y desaparecer durante semanas. Los más graves se hacen evidentes después de varios meses. Para detectarlo, se realiza un análisis de sangre. Los tratamientos permiten congelar su evolución, pero no pueden curarlo.
  • Hepatitis B: Es un virus que afecta las funciones hepáticas. Al volverse crónico, puede durar más de 6 meses. Genera cicatrices permanentes en el hígado, por lo que aumenta las posibilidades de sufrir cirrosis, insuficiencia o cáncer. Se contagia a través de los fluidos: torrente sanguíneo, leche materna, saliva, cópula. Produce dolor abdominal y articular, pérdida de apetito, náuseas, orina oscura, debilidad, fiebre e ictericia.
  • Sífilis: Es una bacteria que ataca a hombres y mujeres. Puede adquirirse por vía sexual o infectar al feto durante el embarazo. En sus inicios brota como una llaga indolora en el área perjudicada. Tras varios meses aparecen erupciones, que pueden estar acompañadas de fragilidad, náuseas y dolores. Si pasan años sin ser tratada, se transforma en una patología neurológica.
  • Clamidia: Impacta al cuello uterino, la uretra, la vagina, el ano, la garganta y los ojos. Muchos individuos contagiados se sienten perfectamente bien, e incluso algunos no llegan a detectarla.
  • Herpes genital: Los portadores lo transmiten, sean visibles o no las llagas en su cuerpo. El virus permanece para siempre en el organismo. Sus brotes son esporádicos, mucho más habituales durante el primer año de haberlo adquirido.
  • Virus del papiloma humano (VPH): Engloba hasta más de 200 virus relacionados entre sí. 40 de ellos se dirigen hacia las zonas íntimas. Se evidencia a través de verrugas, pero muchos enfermos no las padecen.

También existen otras como la candidiasis, tricomoniasis, gonorrea, piojos púbicos y más.

Medidas para la prevención y tratamiento

El preservativo es el recurso más práctico y efectivo para controlarlas. También es muy recomendable no compartir las jeringas. Está disponible una vacuna contra la Hepatitis B para el público en general. Otra alternativa vital para detectarla, es la realización periódica de exámenes de sangre u orina.

Una vez realizado el diagnóstico, se hace urgente visitar a un profesional de confianza. La mayoría de estos malestares son tratables, pero si no son atendidos con tiempo pueden causar infertilidad, cuadros generalizados, fenómenos colaterales como el cáncer y, por supuesto, la muerte.  

Unof es una prestigiosa distribuidora farmacéutica. Posee un departamento especializado en medicamentos para las ITS. Su plataforma online permite la búsqueda rápida y efectiva del artículo. Después de rellenar un formulario básico y de concretar la compra, el envío será realizado en 24 horas al domicilio. El sistema permite guardar los datos, con el propósito de repetir las solicitudes sin inconvenientes.

Comentar noticia

Your email address will not be published.