¿Qué tenemos que tener en cuenta a la hora de comprar un frigorífico?

Por o 09/05/2016 | Sección: Hogar
¿Qué tenemos que tener en cuenta a la hora de comprar un frigorífico?
Compartir en:

Al igual que con la compra de otro tipo de electrodoméstico, conviene pensar dos veces antes de decidirnos por algún modelo en concreto.

En el caso de un frigorífico, piensa que es un elemento al que le vamos a dar un uso diario y por esta razón, va a estar sometido a un desgaste continuo. En el mercado podemos encontrar toda una gran cantidad de modelos de frigorífico diferentes: desde frigoríficos combi, a frigoríficos de bajo consumo, con dimensiones especiales, con congelador integrado…

Hemos preparado una lista de criterios en los que debes de basarte a la hora de elegir el frigorífico perfecto:

Criterios para escoger el frigorífico perfecto para ti

Calidad: Es verdad que en estos momentos la economía no está en su mejor momento y que intentamos reducir gastos de cualquier parte. Sin embargo, no deberíamos reducir gastos en un frigorífico. Existen muchas ofertas en el mercado, pero, si no nos trasmiten la confianza que necesitamos, deberíamos pasar de ellas.

Vale la pena invertir un poco más al principio a sabiendas de que el frigorífico nos va a durar. Te recomendamos elegir siempre marcas de alta calidad.

Precio: Ahora bien, el punto anterior se puede llevar a equívocos. Es posible encontrar frigoríficos baratos de alta calidad en el mercado (o lo que se conoce como una óptima relación calidad-precio).

La idea es poder analizar las diferentes propuestas que tenemos a nuestra disposición y buscar testimonios y comentarios para ver que frigoríficos se adapta a nuestras necesidades. No tengas prisa por encontrar el perfecto para ti y analizar la máxima cantidad de modelos posibles antes de tomar una decisión.

Consumo: Debido a lo mucho que está subiendo la factura de la luz en los últimos tiempos, es muy importante analizar el consumo energético asociado al frigorífico. Necesitamos que tenga certificación “A” con varios pluses asociados (por ejemplo, A++); a mayor número de “+”, mayor eficiencia energética.

Es verdad que en los electrodomésticos que tienen una alta certificación energética suelen ser los más costosos, pero supone la diferencia entre pagar facturas de luz muy elevadas, u otras más reducidas a las que sí podemos llegar a hacer frente.

Teniendo en cuenta estos criterios, será mucho más sencillo encontrar el frigorífico perfecto para nosotros.