Consejos para llegar a fin de mes

Publicado por o día 28/07/2017 na sección de Economía,Hogar

Vivimos en una época en la que tenemos que acostumbrarnos a lo difícil del ahorro. Sobrevivimos como podemos a índices de paro abrumadores y a hipotecas interminables mientras vemos el fin de nuestro querido estado de bienestar, intentamos hacernos un hueco en la estabilidad económica.

No es fácil reinventarse, pero muchos lo están consiguiendo. La frase de “hay que apretarse el cinturón” suena más a reprimenda que a consejo, pero si quieres saber cómo conseguir llegar a fin de mes sin tener que vender un riñón en el mercado negro, te aconsejamos que sigas leyendo, puede que alguno de estos trucos te sirva.

Tu presupuesto, tu guía

Una de las cuestiones ineludibles que debemos hacer si queremos llegar holgados al final de mes, o incluso ahorrar algo de dinero es establecer un presupuesto mensual. Se trata de una guía de todo lo que necesitas y lo que vas a gastar de tus ingresos. Te recomendamos que ubiques cada partida y la desgloses para que quede todo bien detallado.

Si cumples a rajatabla este presupuesto, podrás ahorrar grandes cantidades de dinero, y será una seguro de que no vas a despilfarrar en caprichos o compras impulsivas. Con el presupuesto como guía podrás ahorrar y tener todo lo que deseas.

Te aconsejamos que no seas demasiado estricto con el presupuesto o acabarás por no cumplirlo. Tenemos que saber lo que gastamos pero no tanto como para castigarnos. Una buena idea es incluir una partida de gastos variables, de modo que lo uses para salir a cenar o los caprichos que de vez en cuando te quieras dar.

Cuenta con los créditos online

Existen un tipo de préstamos, como los créditos rápidos de Wonga, que sirven para dar solución a algún problema en concreto. Y es que hay gastos con los que no contamos y nos vienen como un jarro de agua fría, como un electrodoméstico que se estropea y necesita ser reemplazado o esa pieza del coche que tengo que comprar para poder seguir utilizándolo para ir a trabajar.

Hoy en día, en Internet podemos encontrar unos préstamos personales con unas condiciones que sorprenden, y es que con estos mini créditos, no será necesario presentar nóminas ni avales, y tendrás tu dinero de una forma rápida y sencilla, evitando todo el papeleo.

Acudir a estos créditos es una forma de conseguir la liquidez que necesitas. Además, con el financiamiento a corto plazo, podrás conseguir amortizar el dinero fácilmente.

El primer punto, el ahorro

Está claro que no todo el mundo puede conseguir ahorrar grandes cantidades, y que si ya cuesta llegar a fin de mes, ahorrar se vuelve realmente un suplicio. No obstante, hay un truco que suele ser muy eficaz para guardar un poco de dinero cada mes.

Uno de los fallos más comunes que cometemos al intentar ahorrar es guardar lo que nos sobra. Se trata de un método que suele resultar fallido, ya que esperar a que nos sobre algo de dinero no es la mejor solución.

Una de las mejores cosas que podemos hacer para conseguir un dinero extra todos los meses, por poco que sea, es destinar un 10% de nuestros ingresos para ahorrar. De este modo, si lo apartamos desde el primer momento, podremos conseguir tener, a los meses, una cantidad de dinero ya notable.

En el día a día

A la hora de hacer el presupuesto, tendrás que reparar en ciertos gastos innecesarios que tienes en tu día a día. Son cuestiones que realizas por comodidad o por costumbre, pero cambiando solo un poco de estas rutinas, puedes ahorrar grandes cantidades.

Uno de los principales gastos de todas las familias son las compras en el supermercado. Realmente podemos ayudarnos a ahorrar mucho en este campo solo prestando atención a ciertos consejos. Antes de ir a comprar conviene hacer una lista de las cosas que necesitas y no comprar por impulso. Recuerda no ir a comprar con hambre, o comprarás muchas cosas que no necesitas. Otra buena idea para ahorrar es aprovechar las ofertas y los cupones, que a la larga pueden suponer una ayuda importante.

Otra cuestión que también puede ser significativa en tu ahorro es la de reducir las comidas fuera de casa. Tantos desayunos como almuerzos y comidas, se pueden llevar desde casa en lugar de acudir a un bar, lo que en nuestro presupuesto se hará muy evidente. De esta forma, además de ahorrar también conseguirás ganar en salud, dejar de comer alimentos procesados y azúcares. Solo tienes que encontrar un rato por la noche para preparar la comida.

Todas estas cuestiones las verás de forma más clara si lo escribes en un papel, puede ser un excel o hacerlo a lápiz, pero lo importante es que veas de dónde puedes ahorrar para llegar holgado a fin de mes.