Consejos para preparar tu primer triatlón

Publicado por o día 25/07/2015 na sección de Deportes

Consejos para preparar tu primer triatlón

Cuando hablamos de triatlón nos estamos refiriendo a un deporte muy exigente en el que tendremos que desarrollar tres deportes diferentes: ciclismo, natación y carrera… de ahí la importancia de estar en forma y tener la resistencia necesaria para poder lograrlo.

Queremos facilitarte esta actividad y por eso vamos a darte 9 consejos que te van a venir estupendamente.

Práctica: No se puede llegar a ningún lado si no practicamos los tres deportes. Ponte retos más complicados e intenta vencerlos todos. El triatlón no va a ser sencillo por lo que necesitará que de todo nuestro empeño.

Materiales: Necesitaremos zapatillas, gafas para el agua, una bici, mono de triatlón, cronómetros, quizá un neopreno… no hace falta gastarse mucho pero una pequeña inversión sí que habrá que realizar.

Empieza poco a poco: No intentes darlo todo en el primer entrenamiento. Por ejemplo, a la hora de empezar a correr puedes empezar con pequeños sprints para ir habituando al cuerpo a esforzarse.

Programa de entrenamiento: En el momento en el que ya tengas la base que te vaya a permitir empezar, lo ideal será que te programes un plan que puedas ir realizándolo de forma periódica. También tienes que aprender a escuchar a tu cuerpo: si sientes que algo no va bien en él, no debería forzarlo para realizar el ejercicio.

Alimentación: Es muy importante seguir una dieta equilibrada, comer verdura, pescado azul, pavo y pollo a la plancha… También hay que tener en cuenta los productos que se utilizarán durante la carrera tales como genes, batidos, barritas energéticas, .. Todos estos suplementos los puedes comprar en la tienda de confianza hsnstore.com.

Preparación inicial: El día que tengas planificado el triatlón prepara todo lo que te haga falta: desayuna adecuadamente, llega con antelación, lleva el DNI y analiza cualquier pequeño detalle que puedas llegar a necesitar.

Entrenamiento en aguas abiertas: La disciplina más complicada suele ser, desde luego, la natación. Es por ello que deberías adaptarte a todo tipo de agua, como las abiertas, donde encontrarás más dificultad para moverte.

Natación progresiva: No te agobies mientras nades en grupo, evita los golpes como puedas y colócate las gafas de forma que no te las puedan tirar.

Protege tu cuerpo: En todo momento tienes que llevar lo necesario para protegerte: por ejemplo, utilizar un casco antes de coger la bici.

¡¡Sigue estos consejos y conseguirás tu objetivo!!