Créditos rápidos, un servicio de carácter prácticamente social

Economistas abren un debate acerca de las ventajas y desventajas de este tipo de creditos al instante.
Por o 12/04/2017 | Sección: Economía,Internet
Créditos rápidos, un servicio de carácter prácticamente social

Los préstamos hacen que el dinero fluctúe y son una parte muy importante de la economía de cada país, cuya salud se puede medir a través de cómo se mueve el dinero entre las entidades financieras y los solicitantes, todo un síntoma de que las cosas van bien, puesto el momento económico permite a la entidad financiera conceder préstamos y al solicitante a poder devolverlos.

Con Internet han llegado al mercado los créditos rápidos; actualmente no es necesario ir a una entidad bancaria para exponer la situación financiera y que ésta compruebe el estado económico de quien lo solicita para así poder acceder a él, todo un largo proceso que hacía que los créditos se demorarán mucho hasta llegar a la cuenta corriente del solicitante.

Los Créditos rápidos que se conceden a través de Internet los llevan a cabo empresas prestamistas, y es que los economistas que están de acuerdo con este tipo de operación hablan de la necesidad de que estos mini créditos al instante se produzcan puesto que es un servicio casi de carácter social, un servicio que los bancos nunca han ofrecido y va dirigido a un público potencial que ya no puede acudir a otros medios para solicitar dinero, lo que les da un perfil de inseguridad, puesto que alguien que debe tener que hacer uso del mini crédito expone una vulnerabilidad que casi roza la misma morosidad.

Este mismo argumento pero planteado desde el punto de vista del gran riesgo de morosidad al que tienen que hacer frente los prestamistas lo arguyen los economistas que están en contra de la concesión de este tipo de minicréditos, pero aunque los economistas plantean sus dudas y analizen la economia mundial desde el razonamiento que les concede su propio planteamiento ideológico, la verdad es que este tipo de operaciones están creciendo en el mercado online, donde un público joven copa buena parte de las solicitudes de estos.

Cómo solicitar minicréditos rápidos online

Los Mini créditos al instante pueden pedirse desde la comodidad del hogar, el proceso puede tardar solo unos minutos y para acceder a ellos basta con ser mayor de edad, residente en España y tener una cuenta bancaria, el DNI o el NIE y una cuenta de correo electrónico, puesto que la respuesta, tanto positiva como negativa, se ha de realizar online. De entre las ventajas de poder disponer de un crédito de estas características, una de ellas es la rapidez con que se obtiene el dinero en efectivo, ya que en alrededor de veinticuatro horas se puede disponer del dinero en la cuenta bancaria. Además, se puede usar para lo que se quiera puesto que no se tienen que dar explicaciones a nadie sobre su fin y los plazos de pago son cómodos y largos con la posibilidad de poder devolver el dinero del préstamo de una sola vez, aunque para eso vale la pena leerse el contrato antes de firmarlo, ya que algunas veces esta opción no se da.

Una de las desventajas de tener que recurrir a un crédito al instante es la de no poder pagarlo, ya que entonces pasaremos a engrosar las listas de morosos, lo cual ha de contribuir muy negativamente para acceder a otro tipo de operaciones financieras en un futuro e incluso después de arreglar la situación con las entidades con las que se haya contraído una deuda, seguir apareciendo en lista de morosos por mucho tiempo.

También puede ocurrir que contando con todas las condiciones para poder acceder al crédito, este se deniegue y en algunos casos hay que tener una nómina para avalar el crédito, pero lo más importante es que los tipos de interés son muy elevados, lo que nos llevará a pagar casi el doble del valor solicitado en función de la empresa que lo otorgue y el dinero solicitado. Cuanto menor sea este, mayor será el tipo de interés. La T.A.E. (Tasa Anual Equivalente) puede variar de casi un setenta por ciento a casi un cuatrocientos por ciento dependiendo de la empresa que haga la gestión.

Antes de acceder a un minicrédito hay que tener en cuenta varias cosas, primero tratar de detectar de que no se trata de un fraude y por tanto no hay que responder a ningún anuncio que pida dinero por adelantado, lo que es en sí mismo una contradicción, pero aunque quien solicita el crédito está en una situación de urgencia, hay que tratar de mantener la calma y pensar que se va a realizar una transacción económica entre personas adultas con un contrato de por medio que ha de ser leído.