Cuestionan la gestión del cierre de camas en Pontevedra ya que no tiene en cuenta criterios enfermeros

El Sindicato de Enfermería teme que la Gerencia del Área de Pontevedra cierra y abre camas basándose sólo en criterios economicistas; pero obviando la calidad del servicio que se ofrece a los pacientes, al impedir con sus decisiones basadas en alcanzar objetivos, la continuidad en los cuidados de Enfermería.
Publicado por o día 10/07/2020 na sección de Salud,Sanidad,SATSE,Sindicatos

Cuestionan la gestión del cierre de camas en Pontevedra ya que no tiene en cuenta criterios enfermeros

El Sindicato de Enfermería, SATSE, advierte de la situación que se vive en el área sanitaria de Pontevedra en relación al cierre de camas y plantas, basado tan sólo en el alcance de una serie de objetivos economicistas, que repercuten directamente en la calidad asistencial, al suprimir, con sus decisiones, la continuidad de cuidados enfermeros y basando la gestión en un criterio meramente médico.

SATSE denuncia que, además de perjudicar a los pacientes, también provoca mucha presión sobre las enfermeras/os que están molestas por lo que supone que cierren y abran de forma aleatoria ciertas plantas, moviendo sin previsión a los profesionales de una planta a otra. Los propios pacientes son testigos de estas situaciones que les afecta directamente cuando, sin previsión, les cambian de planta, para estar en una provisional hasta que son reubicados en otra. Todo por no tener unidades abiertas y por no contratar enfermeras. Esto es lo que está ocurriendo estos últimos días en los que vemos, como son los propios usuarios y pacientes quienes se quejan del cierre de plantas y los traslados que les hacen.

El área sanitaria de Pontevedra pretende dejar vacías más de 80 camas este verano, con la excusa de que están a disposición si fuese necesario. El Sindicato advierte que la calidad de los cuidados por parte de las enfermeras se está perdiendo, no por los profesionales de Enfermería, sino por la gestión exclusivamente medicalizada que se lleva a cabo en el Hospital Montecelo. “Desconocen lo que es la continuidad de cuidados, con lo cual ha desmontado todo el trabajo de la enfermera. Parece que la dirección de procesos de cuidados (enfermeras) no pinta nada”, señala la Secretaria Provincial de SATSE en Pontevedra, Emma Rodríguez, quien añade que el perfil que se pretende de los supervisores de unidad y de área es de organizadores de los servicios con criterios médicos, pero no de enfermería, y no de líder de cuidados enfermeros dentro de su unidad, “con lo cual no tienen en cuenta la continuidad de cuidados”.

SATSE considera que la mala gestión viene dada por basar todo el trabajo en “números y alcance de objetivos”, pero impidiendo que los profesionales de Enfermería puedan proponer una mejora en la gestión, basándose en otros criterios que cuidan más la calidad asistencial y la continuidad del cuidado y seguridad, primándola por encima de decisiones economicistas.

Por otro lado, advierte que las listas de contratación tienen a más de 300 profesionales en suspensión de llamamientos de cerca de 700 con las que cuenta la lista, desde el mes de junio. Algo que, por un lado, achacan directamente a la mala gestión de la bolsa de enfermeras/os que se lleva a cabo. “Nunca saben con exactitud en qué planta van a estar, y las mueven bajo criterios que perjudican la calidad asistencial y la continuidad de cuidados enfermeros, pues la continuidad de cuidados implica permanencia con el paciente, justo lo contrario de lo que ocurre”, motivo por el cual podrían preferir trabajar en la privada con continuidad en la planta, que en el Sergas. Por otro lado, desde el sindicato advierten que esto también repercute en los profesionales de Enfermería fijos, que se ven sobrecargados, al no tener opción de cobertura de sus ausencias.