Cuidar del vehículo particular para sacarle rentabilidad en el futuro

Publicado por o día 05/05/2017 na sección de Motor

Cuidar del vehículo particular para sacarle rentabilidad  en el futuro

Ya sea por el continuado tiempo de crisis que llevamos soportando, o porque le cogemos cariño a los objetos, la realidad es que cuidamos más de las cosas y las reciclamos o las arreglamos para que nos duren más. Una sana costumbre que lleva al ahorro y el planeta nos lo agradece, evitando desechos.

Uno de esos objetos que cada día cuidamos con más ahínco, es el vehículo particular. Nuestro coche es el más beneficiado de esta nueva tendencia y, en este caso, con más motivos. El vehículo no es precisamente barato, por lo que lo cuidamos y le buscamos piezas de recambio, para que nos dure más, pero también para evitar que nos deje tirados en la carretera o nos provoque un accidente.

Coches de segunda mano bien cuidados

Pero, además, el vehículo que es cuidado, con todas sus revisiones al día, los recambios de las piezas con garantía de calidad, etc. mantiene más valor en el mercado de coches de segunda mano que aquellos que no han estado bajo un buen mantenimiento, por lo que, llegado el momento de sustituirlo por uno nuevo, se le podrá sacar un mayor rendimiento económico.

Para saber cuánto pedir por nuestro vehículo se hace necesaria una tasación de coches que ofrezca garantías de equidad con lo que el propietario estima que vale. En la página web de Autofesa realizan una valoración instantánea solo con rellenar el formulario, siempre según las tablas GANVAM, que son una recopilación de todos los modelos y versiones de coches con una valoración monetaria de cada coche en función de la antigüedad del mismo. Si se está de acuerdo con el resultado, ellos mismos te compran el vehículo al momento.

Como hemos comentado brevemente, es imprescindible para el correcto mantenimiento del vehículo una adecuada sustitución de las piezas de recambio. Estas tienen que estar en perfectas condiciones y provenir de un lugar que ofrezcas garantías de duración, si son de segunda mano. Esto es importante ya que la normativa sólo permite a los Centros Autorizados de Tratamiento (CAT) extraer y comercializar las piezas usadas de los coches, siempre que estos hayan sido dados de baja definitivamente y descontaminados.

El 22 de enero entró en vigor una nuevo Real Decreto que afecta a la regulación sobre los vehículos al final de su vida útil. Las novedades que incorpora se centran en precisar el ámbito de aplicación de la norma, describir con más detalle el proceso que realizan los centros autorizados con los vehículos al final de su vida útil, adoptar medidas para evitar que se produzca una doble financiación de la gestión de los vehículos y sus componentes y completar algunas previsiones sobre las obligaciones de los productores y otros agentes económicos.

En definitiva, los recambios usados deben provenir, obligatoriamente, de un CAT: los que no tengan esa procedencia serán ilegales. Y esto es lo que hace el buscador de recambios online para repuestos de coches Europiezas. Una empresa líder en recambios online que proporciona el objeto que necesitas en el desguace de máxima confianza y más cercano a la ubicación del cliente.

Esta empresa, con más de 15 años de experiencia, ha encontrado el sistema perfecto para encontrar las mejores piezas de recambio, ahorrando tiempo y dinero a sus clientes al tiempo que aporta a las empresas del sector una ventana útil para dar a conocer su stock, de manera cómoda e inmediata.

Pues, como hemos venimos diciendo a lo largo de este artículo, si llegamos al momento de comprar un vehículo nuevo o de segunda mano más acorde con nuestros gustos o necesidades, podremos sacarle mayor partido a la venta del antiguo y, para eso, necesitamos que la empresa que se dedique a la compra venta de coches de segunda mano, como la que se referencia en esta web, www.yamovil.es, un concesionario de ocasión capaz de vender nuestro vehículo a buen precio u ofrecernos otro con garantías de fiabilidad.

Igualmente, si es en este mismo concesionario donde depositas el coche, tienes la oportunidad de que su valor se descuente del precio de la nueva adquisición, sacando ventaja por partida doble.

Además, realizar con ellos estas transacciones, tiene otros beneficios, como la seguridad para quien vende, que no tiene que atender a personas desconocidas en su casa u oficina y suministrar sus datos personales, lo que si sucede al vender directamente. Tampoco tiene que dedicar tiempo al proceso de venta, que incluye mostrar el vehículo, lo que se transforma en mayor rapidez en la venta y con garantía total de pago por su vehículo, un pago que será al contado y con la tranquilidad de que la tramitación de los documentos se realizará de forma profesional.

No todo son coches

Efectivamente, todo lo que hemos narrado en el artículo puede ser equiparado a otro tipo de vehículos, como las autocaravanas o las motos. En este último caso, se les suma todos los accesorios que suele llevar aparejado la conducción de este tipo de vehículos, y que si están bien cuidados, suponen un importante incremento en la venta final.

Desde los baúles y maletas hasta navegadores y un largo etc., todo tiene una buena salida después de años de uso. Sin embargo, los cascos, son esos objetos personales que se prefieren elegir y comprar de primera mano.

La empresa web experta en cascos modulares ofrece la más amplia gama de este tipo de casco modular o integral, Jet o cross-trial al mejor precio, tanto que parecerá que es de segunda mano. El casco modular de moto tiene la ventaja de poder transformarse en otro tipo de casco, también llamado convertible, es un tipo de casco que incorpora un mentón abatible y, por tanto, puede funcionar como casco abierto y como casco integral. La parte inferior del casco se puede levantar, gracias a un mecanismo y quedar como un casco jet, mientras que si lo devolvemos a su posición original, volverá a transformarse en un casco integral.

Tal vez este sea el mejor modelo para encontrar un nuevo dueño, es decir, para venderlo cuando ya no nos haga falta.