Diferentes estilos de alfombras para pasillo

Publicado por o día 05/06/2015 na sección de Hogar

Diferentes estilos de alfombras para pasillo

Si tienes un pasillo muy amplio quizá te interese comprar una enorme alfombra para pasillo que llegue desde una punta hasta la otra. Es una idea de decoración estupenda que ayudará a conseguir un toque de sofisticación muy elevado y que gustará tanto a los miembros de la casa como a cualquier invitado que podamos llegar a tener.

Si te has decidido por esta genial idea, te convendrá saber los diferentes estilos de estas alfombras que están arrasando en el mercado.

Elige alfombras para pasillo entre algunos de estos estilos

– Alfombras ecológicas y naturales

Son aquellas alfombras para pasillo que han sido confeccionadas para respetar en todo momento al medio ambiente. Entre algunos de los materiales más especiales de su confección queremos destacar: coco, yute, sisal, bambú, madera y hasta algas.

Tienen unos acabados muy especiales adaptándose al estilo de tu casa. Es una buena opción ya que son bastante ligeras y no te costará demasiado tener que estar quitándolas y poniéndolas en el momento en el que haya que eliminar el polvo de debajo.

– Kilims

Estas alfombras son las más conocidas en el mercado. Son mucho más ligeras que las anteriores ya que han sido tejidas sin utilizar pelo.

Seguramente alguna vez las has podido ver: son aquellas que tienen un diseño geométrico y unos colores llamativos que destacan en cualquier lugar donde vayan a ser colocadas. Suelen predominar los tonos rojizos sobre los marrones.

Tienen una pequeña desventaja y es que son bastante deslizantes. Para evitar que esto pueda llegar a ocurrir podemos colocar una malla antideslizante en el suelo. De esta manera serán seguras para que pueda caminar cualquier persona sobre ellas.

– Especialmente diseñadas para el pasillo

Las “alfombras para pasillo” son muy especiales. Normalmente esta zona es la que tiene menos luz de todas las habitaciones de la casa. Es por ello por lo que deberíamos pensar en adquirir una alfombra que fuera más clara; el contraste conseguirá que el pasillo se ilumine de forma automática.

Podemos tener un problema importante. Quizá el pasillo sea tan largo que no encontremos una alfombra que lo cubra. En este caso podemos jugar con varias alfombras para conseguir unos resultados extraordinarios. Si lo analizas detenidamente, podrás conseguir unos tonos que te van a encantar.

– La importancia de elegir la tonalidad adecuada

Muchas personas tardan tiempo en encontrar las “alfombras para pasillo” perfectas. Necesitan el tono de color adecuado que esté en completa sintonía con la estancia. Si elegimos un tono cálido contribuimos a que el pasillo se llene de alegría, confort y energía. En cambio, un tono azul, lila o verde (tonalidades frías) nos ofrecen un ambiente mucho más relajante.

Cuando más neutro sea el color más grande parecerá que es el pasillo… sin embargo tienen una ventaja muy destacada: se ensuciarán más fácilmente.