Dios existe. Por decreto.

Publicado por o día 26/02/2015 na sección de Opinión,Opinión por Carla Leiras

Dios existe. Por decreto.

El esqueleto de la asignatura de religión (yo puedo escribirla en minúscula porque no me alcanza el decreto azul) para la educación primaria y secundaria ha sido anticipado en el Boletín Oficial del Estado (laico).

Observamos que el mismo incluye como propuesta que el alumno “memorice y reproduzca fórmulas sencillas de petición y agradecimiento”.

Zagales de segundo de primaria tendrán que conocer y saber explicar el esencial relato de la Anunciación, además de “reconocer con asombro (…) el origen divino del cosmos y distinguir que no proviene del caos o el azar, y reconocer la incapacidad de la persona para alcanzar por sí mismo la felicidad” ya que “el rechazo de Dios tiene como consecuencia en el ser humano la imposibilidad de ser feliz”.

También se modifica la estructura que incluía la contraposición del proyecto católico con judaísmo e islam, cuyo estudio desaparece, como se elimina también el debate sobre el aborto o la eutanasia.

Un solo credo, para especiar la secundaria. La Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis propone este esquema aun anteriormente habiendo reivindicado que la asignatura era una mera culturización histórica accesible a laicos radicales. Sin embargo, los matriculados en ella no-creyentes, tienen imposible aprobarla si desdeñan los dictados católicos (aunque los hayan aprendido), pues han de afirmarlos y asumirlos como ciertos como serenos creacionistas.

Mientras una niña chilena con 14 años y fibrosis quística pide morir con dignidad y cuanto antes a su presidenta, en España los padres podrán elegir entre que se inculque a sus hijos en la escuela lecciones de ética, o de moral. Sin reflexión sobre temas escabrosos y eso sí, esta última encorsetada en un único dogma, grande y libre.

OPINIÓN POR CARLA LEIRAS