Doble rasero

Publicado por o día 17/06/2015 na sección de Opinión,Opinión por Carla Leiras

Doble rasero

Sobre el plan Gallego anti VIH-SIDA, aprobado por la Xunta de Galicia: algunos activistas por la igualdad sexual han denunciado un contenido dirigido a demonizar las conductas homosexuales, etiquetándolas como causantes de prácticas de riesgo.

Revisando el texto, nos encontramos entre otras con las siguientes citas: “Cambiar frecuentemente de pareja, tener múltiples parejas sexuales, el uso de drogas e alcohol, tener contacto con la prostitución, prácticas sexuales como el “fisting”, la inserción de juguetes sexuales, o el cancaneo son factores demostrados de riesgo. Los niveles económicos bajos, la falta de formación y la dificultad de acceso a recursos adecuados para el manejo de las ETS están ligados a una mayor prevalencia de estas infecciones.

“Entre los que hicieron la prueba, las mayores prevalencias se encontraron en hombres con el siguiente perfil: residente en una población de más de 500.000 habitantes, inmigrante, mayor de 40 anos, nivel educativo bajo, desempleado, orientación sexual homosexual”.

Tras lidiar con numerosas perlas científicas por el estilo, lo que se extrae de un análisis completo es que contextualizar, puntualizar, ser cuidadosos con las lecturas que puedan atentar contra la dignidad de las personas, sólo se exige a una parte de la población: a la que pone idioteces en un tweet o sube un meme que puede ser susceptible de interpretaciones antisistema; debe asumir que sus palabras serán juzgadas, repetidas, proyectadas y mediatizadas hasta la náusea, y quizás tipificadas en lo penal.

Pero hay otro grupo de personas que, a pesar de tener un equipo de filtro, redacción, profesionales de esa información y todo tipo de títulos que deben implicar cierta profesionalidad en el resultado final del texto, pueden permitirse el lujo de soslayar consignas homófobas o aporófobas sin despeinarse, ni matizar la frase “los niveles económicos bajos son un factor de riesgo”.

El panfleto de la Xunta, que pretende ser una suerte de adalid educacional, debería expresar, que el mayor factor de riesgo para el contagio del VIH es la falta de protección, tanto con prostitutas, con empresarios, en el bosque con un desconocido, en el yate con un esposo católico, en suelo con alguien que vive en un cajero, con un cura en su casa de piedra, sobre de billetes de cincuenta, usando juguetes o no. La promiscuidad no es patrimonio homosexual y el que la disfrute con protección completa está a salvo. No hay más lecturas.

La tranquilidad con la que se imprime este Plan es otro ejemplo de que el doble rasero siempre será un caballo de batalla de los que se niegan a que existan ciudadanos de segunda.

OPINIÓN POR CARLA LEIRAS