El ejercicio físico, ese gran aliado de la salud

Por o 23/02/2017 | Sección: Salud
El ejercicio físico, ese gran aliado de la salud
Compartir en:

Hombres y mujeres de hoy están cada vez más preocupados por la estética y el deporte. En el ámbito del cuidado personal,  la depilación o las limpiezas de cutis, se han convertido en algunos de los tratamientos más demandados.  Puedes leer más información de interés en www.limpiezafacial.net.

El deporte también ha ganado adeptos en los últimos años, convirtiéndose en una de las rutinas diarias de millones de personas alrededor del mundo. Sin embargo, sus beneficios van más allá de la apariencia física, convirtiéndose en el mejor compañero de viaje en la prevención de enfermedades y en paliar los síntomas de las mismas.

En lo que guarda relación con la actividad física los beneficios del deporte son muchos y variados, encontrándonos desde mejoras en enfermedades como la osteoporosis, además de ser un gran compañero de la salud cardiovascular y ayudar a reducir los problemas de obesidad. Esto último muy importante en la población infantil, si tenemos en cuenta que diversos estudios realizados a la fecha, demuestran que los niños llevan cada vez una vida más sedentaria, enganchados a las consolas y televisor por largas horas.

En la práctica de cualquier actividad deportiva nos encontramos también con claras mejoras a nivel psicológico, puesto que su realización de manera habitual ayuda a reducir los problemas de estrés y ansiedad, así como a aumentar la autoestima.

De igual manera cabe señalar que el deporte también conlleva problemas musculares y de las articulaciones, sobre todo cuando se hace una mala praxis del mismo por parte de los profesionales.

Es por ello, que cuando acudimos a un gimnasio a realizar ejercicios como máquinas de remo, tenemos que asegurarnos de estar en mano de monitores formados para ello, con la experiencia como aval y con estudios que lo verifiquen.

Comprar cintas de correr para instalar en una habitación de nuestro hogar o en un local no sirve de nada si no las utilizamos correctamente. El ejercicio físico puede ser un arma de doble filo cuando no se lleva a cabo como debe.

No es necesario pasarse largas horas de gimnasio renunciando a la vida familiar o a otro tipo de aficiones. El hecho de salir a caminar en compañía de tu pareja o amigos, así como establecer una serie de rutinas diarias nos permitirá jugar unos puntos a favor en la partida contra futuras enfermedades físicas y psicológicas.