El ácido hialurónico

Publicado por o día 31/12/2014 na sección de Salud

El ácido hialurónico

El ácido hialurónico es un producto típico de los centros de estética y clínicas de medicina facial, el cual forma parte de gran cantidad de tratamientos de estética e infiltraciones faciales, pero lo que no todo el mundo sabe es que el ácido hialurónico también está presente en nuestra piel de forma totalmente natural y su función es la de rellenar el espacio hueco entre las distintas fibras del tejido cutáneo. Es precisamente debido a esa propiedad por lo que es un elemento tan usado en las clínicas de estética a modo de tratamiento facial ya que además de ser totalmente natural, se limita a cumplir su función natural sobre la piel una vez infiltrado, tal y como lo hace al ser fabricado en nuestro propio organismo.

Algunos de los más inexpertos en el sector preguntaréis: Y si nuestro propio organismo fabrica ésta sustancia, ¿Por qué existe la necesidad de inyectarse ácido hialurónico?

La respuesta es muy sencilla y el culpable tiene nombre y apellidos: la edad. El ácido hialurónico que nuestro organismo fabrica va decreciendo con el paso del tiempo y es por ello por lo que cuántos más años cumplimos más arrugas aparecen. Inyectar una cantidad controlada de ácido hialurónico y siempre mediante especialistas médicos del sector estético mantiene los niveles de producción de ácido hialurónico en nuestra piel, haciendo que no disminuyan y por tanto las arrugas vuelvan a ser rellenadas, desapareciendo.

Pero eliminar las arrugas no es la única utilidad del ácido hialurónico y es que también puede usarse para aumentar el volumen en ciertas zonas aumentando su volumen y moldeándolo a gusto del cliente (como por ejemplo aumentar un par de tallas la zona de los pómulos o los labios). La intervención para inyectar ácido hialurónico suele ser muy sencilla y dura solamente unos treinta minutos, pudiendo empezar a ver resultados casi inmediatos.