El censo del lobo realizado por la Xunta estima 93 manadas reproductoras en Galicia y confirma la evolución positiva de la especie

Belén do Campo avanza que el estudio hecho entre 2021 y 2022 ofrece datos similares a los del seguimiento anterior, manteniéndose su área de distribución territorial y mismo detectándose 3 manadas más que la estima realizada en el período 2013-2015
Publicado por o día 21/12/2022 na sección de A Coruña,Medio Ambiente

El censo del lobo realizado por la Xunta estima 93 manadas reproductoras en Galicia y confirma la evolución positiva de la especie

Rois (A Coruña), 21 de diciembre de 2022 La actualización del censo del lobo ibérico realizada por la Xunta entre 2021 y 2022 concluye que existen en Galicia unas 93 manadas reproductoras, cifra similar a las 90 manadas estimadas en el seguimiento correspondiente al período 2013-2015 y que confirma la evolución positiva de la especie en la Comunidad.

Así lo avanzó esta mañana la directora general de Patrimonio Natural, Belén do Campo, que aprovechó su visita a una explotación ganadera en semiextensivo de Rois para dar a conocer las principales conclusiones de los trabajos encargados por la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda con el fin de disponer de datos actualizados sobre la presencia y distribución territorial de esta especie silvestre.

En concreto, do Campo explicó que las estimaciones poblacionales que apuntan a un incremento del número de manadas reproductoras —3 más que en el seguimiento anterior— se obtuvieron aplicando dos metodologías distintas avaladas por publicaciones científicas y que arrojaron conclusiones muy similares. Esta coincidencia, aseguró, “confirma la robustez” de los datos obtenidos y avala que el estado de conservación del lobo en la Comunidad es favorable, “la tesis defendida siempre por la Xunta”, tal y como recordó.

Asimismo y con relación a la distribución territorial de la especie, los trabajos acometidos apuntan también la que el lobo ibérico tiene una presencia generalizada en Galicia, excepto en las grandes ciudades y en el Baixo Miño, con un área de reparto que ocuparía una superficie de 26.098 kilómetros cuadrados, lo que supone el 91% del territorio gallego.

Tras hacer hincapié en el buen estado del lobo en Galicia y vincularlo con la gestión de la Xunta en los últimos años, do Campo destacó que la Consellería seguirá a un lado del sector agroganadero movilizando fondos propios para prevenir y paliar posibles ataques.

Así, anunció que hoy mismo el Diario Oficial de Galicia publica una nueva convocatoria de ayudas para compensar los daños ocasionados por estos animales silvestres en explotaciones y en el ganado.

Con un presupuesto reservado de 646.000 euros, la misma cuantía que este año, Belén do Campo explicó que estas subvenciones autonómicas permitirán cubrir los daños que se comuniquen a través del teléfono 012 en el período comprendido entre el 1 de octubre de este año y el 30 de septiembre de 2023.

A mayores, también avanzó que a comienzos de enero se publicará una nueva convocatoria de la línea de ayudas para la adopción de medidas de prevención frente al lobo. En este caso, el presupuesto previsto para 2023 asciende a 1,9 millones de euros, cuantía que “supone triplicar” el esfuerzo económico destinado la prevención este año y una muestra clara, segundo dijo, de la implicación y del compromiso de la Xunta con la protección del lobo ibérico en la Comunidad sin descuidar la defensa de los intereses de los ganaderos, un sector clave para garantizar el futuro y el desarrollo sostenible del rural.

Precisamente, la directora general visitó hoy Casa da Roisa, en Rois, una explotación con alrededor de una treintena de vacas de raza autóctona limiá que recibió una subvención de la Consellería para instalar un cierre con cargo a la convocatoria de ayudas de 2022 para medidas de prevención frente al lobo.

Por último, hace falta subrayar que hoy también se publica en el DOG una nueva orden de ayudas dotada de 1,44 millones de euros para 2023 con el fin de paliar las consecuencias y el impacto que causan las incursiones del jabalí sobre los cultivos agrícolas.

En este caso, se subvencionarán los daños producidos por esta especie silvestre entre el 11 de octubre de este año y el 10 de octubre del que viene y, como principal novedad, la cuantía máxima a la que podrán optar los afectados será de 2.750 euros por explotación, es decir, 250 euros más que este año.

Comentar noticia

Your email address will not be published.