El conselleiro de Sanidade señala que en este mes de junio quedarán finalizadas las obras de mejora realizadas en la zona de partos del hospital de Ourense

Señala que esta misma tarde se comenzará a trasladar el equipamiento y mobiliario hacia esa zona con el objetivo de que, a finales de esta misma semana, esté de nuevo en funcionamiento

El conselleiro de Sanidade, Antonio Gómez Caamaño, avanzó hoy, en el Pleno del Parlamento, que en este mes de junio quedarán finalizadas las obras de mejora realizadas en la zona de partos del Hospital Materno Infantil de Ourense, restableciendo así el normal funcionamiento de esa unidad.

El conselleiro señaló que esta misma tarde se comenzará a trasladar la equipación y mobiliario hacia esa zona reparada con el objetivo de que, a finales de esta misma semana, esté de nuevo en funcionamiento.

Detalló que las intervenciones llevadas a cabo se extendieron un poco más de lo esperado, puesto que fue necesario realizar otra actuación adicional para la instalación de gases medicinales, que necesitan unos estrictos trámites legales de seguridad, manipulación y mantenimiento, que fue necesario completar de manera rigurosa.

Gómez Caamaño señaló que la actuación de reparación de los falsos techos implicó, además, una adaptación de los circuitos internos que, en la actualidad, están siendo evaluados por el servicio de mantenimiento y supervisados por Medicina Preventiva del hospital, para el control microbiológico de los espacios reformados.

El conselleiro remarcó que esta reordenación de los circuitos asistenciales y la habilitación y puesta en marcha de nuevos espacios fue realizada de manera dialogada con el personal que trabaja en la unidad.

Una vez finalizados en este mes de junio los trabajos en curso, y cuando esté plenamente operativa esta área, desde el propio servicio de mantenimiento del hospital se continuará con las actuaciones periódicas programadas, tanto en la unidad de partos como en el resto de instalación del Hospital Materno Infantil.

Tal y como explicó Gómez Caamaño serán labores de revisión y comprobación del estado de las estructuras que se realizan de manera periódica para prevenir posibles incidentes y garantizar la mejor atención a los usuarios y trabajadores.

Inversión de más de 52 millones de euros

En su intervención en el Pazo do Hórreo, el conselleiro resaltó el interés de la Xunta por mejorar el actual Hospital Materno Infantil, así como otras instalaciones del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense, como así lo acredita la obra que el Ejecutivo gallego tiene en marcha. La intervención, en la que la Xunta invierte más de 52 millones de euros engloba la construcción de un nuevo edificio de hospitalización y ambulatorio de 12 plantas, la renovación integral del Materno-Infantil y la mejora de los accesos.

A la anterior inversión hay que añadir los más de 8 millones de euros que la Xunta destina a las obras de ampliación y renovación integral de la UCI, con el fin de adaptarla a los requerimientos surgidos por la covid.

En su intervención, el conselleiro quiso agradecer a las pacientes y a los profesionales sanitarios su comprensión ante las molestias que puedan ocasionar las obras e incidió en la voluntad absoluta de la Xunta por acercar soluciones y garantizar la mejor atención sanitaria a las usuarias del Materno Infantil.

SIGUENOS EN TELEGRAM

Comentarios (0)
Publicar comentario