El impacto del cigarrillo electrónico como método para dejar el mal hábito

Por o 04/02/2016 | Sección: Hogar
El impacto del cigarrillo electrónico como método para dejar el mal hábito

Cuando un fumador por fin se decide a dar el paso para dejar de fumar, existen toda una serie de métodos que le ayudarán a enfrentarse a la situación y a conseguir su objetivo. Sin embargo, a la hora de la verdad, o se tiene una alta fuerza de voluntad, o no servirá para nada.

Hace unos años se lanzó un dispositivo muy especial con la idea de ayudarles en este proyecto; se trataba del cigarrillo electrónico.

Este elemento nace con la idea de, en principio, ser menos perjudicial y un cigarrillo tradicional ya que se utiliza una dosis de nicotina inferior a la que éste tendría. La idea es ir reduciendo de forma progresiva el consumo de nicotina para qué el cuerpo se vaya desintoxicando; De esta manera, en el momento en el que finalmente dejemos de fumar; el cuerpo ni tan siquiera lo notará.

¿Pero es realmente efectivo?

Han pasado ya varios años desde la aparición de estos cigarrillos electrónicos y las opiniones están divididas. Por una parte, nos encontramos una campaña de desprestigio por parte de las principales compañías tabacaleras para evitar que estos cigarrillos consigan hacerse con el mercado.

Por esto, ya no podemos saber que es verdad o que es mentira. Por ejemplo, hemos encontrado algunos estudios que aseguran que el uso del cigarrillo electrónico puede ser más perjudicial que fumarse un cigarrillo tradicional… Sin embargo, a la hora de la verdad, esto no ha podido ser ni confirmado ni desmentido.

Por otra parte, si que encontramos otros estudios en donde se asegura que es un método meramente eficaz para dejar de fumar. Eso si, como ya hemos comentado anteriormente, no dependerá únicamente de que utilicemos un cigarrillo electrónico, también tenemos que poner nuestra férrea orza de voluntad hará no recaer de nuevo en el hábito.

Además, habrá que analizar nuestro nivel de dependencia para determinar qué plan vamos a seguir a la hora de desengancharnos. La idea es ir sustituyendo, de forma progresiva, el tabaco por el cigarrillo electrónico hasta que finalmente no desarrollemos ninguna adicción por ninguno de los dos.

Podemos encontrar toda una gran cantidad de cigarrillos electrónicos en el mercado que se ajustarán a nuestras expectativas; desde aquellos más discretos, hasta aquellos que presentan un aspecto muy moderno que serán el centro de todas las miradas.

Un método completamente revolucionario y eficaz para dejar de fumar.