El PP exige a Abel Caballero su compromiso de destinar al menos el 1% del presupuesto municipal a convocar ayudas directas para la hostelería

Vigo ha sido una excepción en Galicia durante 11 meses y no puede volver a serlo de nuevo, cuando Xunta, Diputaciones y Concellos empiezan a tramitar sus nuevas convocatorias
Publicado por o día 01/02/2021 na sección de Galicia,Partido Popular,Política,Vigo

El PP exige a Abel Caballero su compromiso de destinar al menos el 1% del presupuesto municipal a convocar ayudas directas para la hostelería

El portavoz del grupo municipal del PP, Alfonso Marnotes, exigió, esta mañana, al alcalde que cumpla su compromiso de dedicar, al menos el 1% del presupuesto municipal a  ayudas directas a la hostelería de la ciudad.

“El Ayuntamiento de Vigo es el único de Galicia que no ha dedicado un euro a ayudas directas a los sectores afectados por el COVID. Y a la vista de la reunión del pasado viernes entre la Xunta, Diputaciones y FEGAMP con los hosteleros gallegos, asumió públicamente el compromiso de dedicar el 1% del presupuesto municipal en ayudas directas.  Eso es lo que asumieron las Diputaciones y los Concellos y lo que dijo públicamente el alcalde, así que le exigimos que se ponga a trabajar ya”, señaló Marnotes

El portavoz indicó que “todas las grandes ciudades de Galicia han destinado ayudas directas a los pequeños negocios, a la hostelería y al comercio. Vigo ha sido una excepción durante 11 meses y no puede volver a serlo a  partir de ahora. Los hosteleros y comerciantes de toda Galicia han cobrado las ayudas de la Xunta y las de su ciudad, salvo los de Vigo, que no han visto un euro del Ayuntamiento. Esto no puede volver a pasar. La Xunta ha anunciado un nuevo rescate de 75 millones de euros, y Diputaciones y Concellos de toda Galicia han empezado a tramitar sus convocatorias. Vigo no puede quedarse atrás de nuevo, porque es perjudicar a los pequeños negocios de la ciudad. Si Abel Caballero no destina los 10 millones de euros que hemos pedido, al menos que cumpla su palabra de destinar el 1% del presupuesto municipal”, explicó el portavoz.

Alfonso Manotes añadió que “antes del próximo 15 de marzo, cuando se cumpla un año del primer estado de alarma, los pequeños negocios de la ciudad tienen que recibir la primera inyección económica directa del Concello. Sería una vergüenza que pasase un año con el alcalde de brazos cruzados.”

Por último, añadió que “reiteramos que deben de eximirse o bonificarse los impuestos municipales. Los establecimientos no pueden pagar el IBI como si no hubiese epidemia, ni la basura que no produjeron, ni el agua que no consumieron, no mientras estuvieron cerrados, sino durante todo el año porque han caído sus ingresos, pero se les exige el pago de los impuestos municipales más altos de la historia.”

Comentar noticia

Your email address will not be published.