Empresas en auge tras salir de la crisis

Publicado por o día 23/08/2017 na sección de Empresas

Empresas en auge tras salir de la crisis

Seguro que, en los últimos tiempos, has vuelto a ver movimiento por los polígonos industriales y, en general, has visto más gente trabajando, ¿verdad? Es lo normal. Hoy, te hablamos de cuatro sectores en los que ha aumentado la actividad una vez superada la crisis.

Electricistas

En primer lugar, encontramos a los electricistas. Y es que el mundo de la electricidad (y podríamos englobar a los fontaneros, lampistas, etc.) es uno de los más cíclicos que existen. Al fin y al cabo, prácticamente toda la economía funciona con electricidad.

Piensa, por ejemplo, que los electricistas Alzira (por poner un ejemplo) se dedican a sus cables y a sus instalaciones tanto en viviendas como en oficinas o fábricas. Es decir, su negocio no se limita a arreglarte tal o cual enchufe que no va bien.

Esto, como puedes imaginar, nos lleva a la siguiente cuestión: Cuando la economía va bien y se abren nuevas oficinas y nuevas fábricas, los electricistas tienen más instalaciones eléctricas que hacer, y más clientes a los que reparar problemillas.

Cuando la economía va mal y no hay tantas fábricas y oficinas con las que trabajar, solo queda la opción de las viviendas. Y, para colmo de males, estas viviendas están más deprimidas económicamente, por lo que no recurren tanto a estos servicios.

Así que el sector de la electricidad es un sector muy cíclico: Cuando la cosa va bien, les va bien.

Cuando la cosa va mal, les va mal. Por suerte, ahora la cosa está yendo bien, y es por ello que los electricistas tienen unos años por delante muy positivos.

Por supuesto, si eras un electricista autónomo y tuviste que cambiar de trabajo por la crisis, puede ser un buen momento de volver a tu anterior trabajo, puesto que, ahora, volverás a tener una buena cartera de clientes.

Y, si eres joven y no tienes claro en qué meterte a trabajar, hacerte electricista puede ser una buena idea (eso sí, hazlo con gusto y aprende sobre las novedades que están surgiendo en los últimos tiempos -baterías, coches eléctricos, paneles solares, etc.). Con ello, tendrás el futuro asegurado.

Empresas de limpieza

Con las empresas de limpieza sucede algo parecido a los electricistas. De nuevo, se trata de un sector que es muy cíclico, por lo que va muy bien cuando la economía va bien, pero puede ir muy mal cuando la economía se deprime.

¿Por qué sucede esto? Por una razón muy parecida a la que ya hemos visto en el caso de los electricistas: Las empresas de limpieza suelen ofrecer servicios de limpieza de comunidades, limpieza de oficinas, y limpieza industrial.

Lógicamente, si las empresas empiezan a cerrar, la limpieza de oficinas y la limpieza industrial empieza a reducirse, y, por lo tanto, las empresas de limpieza se ven obligadas a limitarse a ofrecer el trabajo de limpieza de comunidades.

Por ejemplo, la empresa de limpieza de oficinas en Atocha LaEmpresaDeLimpieza.com, que es empresa de limpieza y mantenimiento líder en el sector de las limpiezas en Madrid, no tuvo que cerrar durante la crisis, pero sí vio cómo se reducía sustancialmente su cantidad de trabajo disponible.

Como en el caso anterior, cuando empieza una crisis y las oficinas e industrias empiezan a cerrar, la única opción que tiene una empresa de limpieza es dedicarse a las comunidades de vecinos… ¡Y éstas también están tratando de gastar lo mínimo posible!

Pero, a la vez, cuando la economía va bien, encontramos que estas empresas crecen como la espuma, porque sus servicios son muy demandados. Así que, si estabas pensando en montar un negocio, en estos momentos puede ser una buena idea crear una empresa de limpieza de comunidades, de oficinas y de fábricas.

Aplicaciones industriales

Las empresas de aplicaciones industriales también siguen muy de cerca del ciclo económico (como no podía ser de otra forma, teniendo en cuenta el nombre del tipo de empresa). Sin embargo, van más pegadas a la industria que a las oficinas.

Por ejemplo, una empresa de cubiertas en Madrid, que se dedica a las cubiertas de zinc y de cobre, tendrá muchísimas más opciones de negocio cuando la economía esté funcionando bien, que cuando la economía empiece a ir mal.

Básicamente, estas empresas ofrecen servicios a las industrias. En el ejemplo anterior hemos mencionado las cubiertas de zinc o cobre, pero lo cierto es que puede ser cualquier otro tipo de servicio, como la fabricación de escaleras o montacargas.

Lo importante es comprender que una empresa de aplicaciones industriales, cuando todo va bien, puede ofrecer una buena cantidad de servicio a las industrias. Pero es que, cuando todo va mal… ¡Las industrias desaparecen a un ritmo pasmoso!

Agencias inmobiliarias

La venta de pisos, casas o locales, para terminar, también va enormemente ligada al ciclo económico. Al fin y al cabo, si a la gente le está yendo bien la vida, es normal que se atrevan a meterse en hipotecas. Pero, si el futuro no está claro, esto es mucho menos viable.

Es por ello que agencias como Vo Home, que es una agencia inmobiliaria en Madrid Centro, dedicada a la venta de pisos por esta zona de Madrid, pueden ver cómo prosperan enormemente cuando el ciclo económico está en sus mejores momentos.

Sin embargo, por el otro lado, cuando la economía empieza a ir mal, es muy habitual que las inmobiliarias cierren, porque la gente no puede meterse en proyectos de vida tan importantes como comprar un piso o una casa.

Por suerte, ahora estamos en un momento de bonanza económica, por lo que es normal que las agencias inmobiliarias pasen por una buena época, también. Si antes de la crisis te dedicabas a ello, quizá sea un buen momento para plantearse volver.

Como ves, algunos sectores son cíclicos, lo que quiere decir que, cuando la economía se contrae, ellos también lo hacen. Sin embargo, cuando la economía crece, ellos también crecen.

Estos son algunos ejemplos básicos de este tipo de sectores cíclicos.