Encuentro con familias y funcionarios del CNP

Publicado por o día 24/02/2015 na sección de Sindicatos,UFP

Encuentro con familias y funcionarios del CNP

FECHA: Dia 25 de febrero de 2015. A las 13:00 horas.

LUGAR:Comisaria Local de Vigo


OBJETIVOS DE LA REUNIÓN

– Resolver problemas puntuales que puedan tener nuestros huérfanos. Acercarnos a ellos y sus familias, para conocerles personalmente y que conozcan a los profesionales de la Fundación que les atienden. Queremos escuchar sus inquietudes, preocupaciones y propuestas de mejora

– Aprovechamos el viaje para dar información a todos los funcionarios policiales sobre las actuaciones y programas que desarrollamos, detallarles a que dedicamos la cuota que mensualmente abonan y sobre todo agradecerles, tanto nosotros como los huérfanos, esta inestimable, desinteresada y generosa ayuda, sin la cual no sería posible cumplir con nuestra misión

PRESTACIONES Y AYUDAS DE LA FUNDACIÓN

La Fundación Huerfanos del Cuerpo Nacional de Policía, antiguo Colegio de Huérfanos de la Policía, es una institución solidaria, que surgió al comienzo del siglo pasado, a través de la cual más de 41.000 funcionarios del C.N.P. ayudan social y económicamente a los huérfanos/as de sus compañeros/as fallecidos/as, contribuyendo en mejorar su entorno familiar, bienestar personal, laboral y educativo.

Consideramos beneficiarios de la misma, a los huérfanos de funcionarios/as del Cuerpo Nacional de Policía y del personal jubilado que haya pertenecido a dicho Cuerpo.

Igualmente la Fundación reconoce como beneficiarios/as a los/as hijos/as de los funcionarios benefactores/as cuyo cónyuge o persona a quien se halle ligado de forma estable por análoga relación de afectividad, haya fallecido.

La ayuda que ponemos a su disposición es económica, psicológica, social y educativa. También les orientamos y preparamos para el empleo y autoempleo.

Todo ello a través de diversos PROGRAMAS:

– INFANCIA Y JUVENTUD

Da protección a 367 huérfanos con ayudas hasta que cumplen los 22 años (24 en el caso de huérfanos de padre y madre).

– Ordinarias (320 € mensuales)

– Inicio curso escolar y curso académico

Ayuda puntual anual (de 200 a 275 €) para colaborar con el esfuerzo económico que se produce al comienzo del curso (matriculas, libros, etc.).

DISCAPACIDAD

Para huérfanos con discapacidad superior al 33%.

Ayudas para toda la vida

Actualmente tenemos 304 beneficiarios con discapacidad.

– Ordinarias (320 € mensuales)

– Complementarias y puntuales en función de las necesidades específicas que requiera su concreta situación de discapacidad. Son de carácter temporal y se destinan a paliar los costes económicos, totales o parciales, que ocasiona la atención individualizada en determinadas situaciones de discapacidad.

FOMENTO ACADEMICO

Ayudas estímulo al estudio.

Desde los 22hasta los 27 años. Ayudas puntuales (de 265 a 3884 €) en función del tipo de estudio, con el fin de darles la oportunidad de recibir una educación de calidad así como una formación de valiosa utilidad para sus vidas.

Las cuantías dependen de los estudios o cursos concretos que realicen y de un baremo. El baremo se aplica en función de dos parámetros:

– los ingresos económicos de la unidad familiar

– el resultado académico (notas) obtenido en cursos anteriores

SOCIOCULTURAL Y PREPARACION PARA EL MUNDO LABORAL

Hasta que cumplen 30 años.

Les ayudamos a superar las dificultades que en los momentos actuales tienen nuestros jóvenes para desarrollar su proyecto de vida y conseguir un puesto de trabajo. Situaciones que se agravan considerablemente en supuestos de orfandad.

– Campamento-aula de la naturaleza para los más pequeños.

– Ayudas para solidaridad y voluntariado

– Cursos de inmersión lingüística en el extranjero (inglés, alemán, francés, italiano) y de inglés en España

– Ayudas para actividades de ocio y tiempo libre

– Escuela de Verano. Para estimular y favorecer su integración en el mercado laboral, ya sea por cuenta propia o ajena. (Les enseñamos a elaborar un curriculum, como deben enfrentarse a una entrevista o como hablar en público, resolución de conflictos en grupos humanos, etc.)

AYUDAS SOCIALES

Para casos de extrema necesidad de familias con recursos económicos insuficientes.

– Hasta los 22 años (220 € mes)

– Aprobadas puntualmente por el Patronato. Dejan de tener efecto cuando la situación económica familiar se regulariza.

AYUDAS EXTRAORDINARIAS

Se conceden con carácter excepcional en situaciones puntuales de emergencia o marginación social, en caso de recursos insuficientes y para hacer frente a gastos específicos.

– Percepción única (Hasta cumplir 30 años)

– Aprobadas por Patronato

APOYO PSICOLÓGICO

Escuchamos a nuestros beneficiarios y sus familias ante cualquier situación de malestar emocional, ansiedad, estrés, etc. Les ayudamos a superar una situación de duelo, a resolver dudas y afrontar tanto las dificultades de hoy como las del día de mañana.

APOYO EDUCACIONAL

Realizamos un seguimiento educativo a todos nuestros huérfanos menores.

Ofrecemos orientación ante situaciones escolares como: problemas de relación con los compañeros o profesores, decidir qué camino académico tomar para el futuro, o dudas respecto a cualquier tema escolar o académico.

SERVICIO DE ASESORAMIENTO Y ORIENTACION LABORAL

A. Para ayudarles a encontrar un trabajo por cuenta ajena.

Realizando una orientación específica en función de las pretensiones y necesidades de cada joven, ayudándoles a definir su objetivo profesional, planificando su búsqueda de empleo y haciendo un seguimiento del proceso.

B. Proporcionándoles asistencia técnica especializada para montar una empresa o negocio.

DATOS CONCRETOS:

– 1822 huérfanos en todo el territorio nacional menores de 30 años

– 304 con discapacidad

Número de funcionarios policiales benefactores: 41.000*

La cuota que abonan los funcionarios es el 0,5 % del salario base. De 3 a 7 euros mensuales

BREVE HISTORIA DE LA FUNDACION HUERFANOS DEL CNP.

La Fundación Huérfanos del CNP, antiguo Colegio de Huérfanos de la Policía, es una entidad privada que surgió desde la generosidad. Fue creada hace 100 años por los propios policías para proteger y asistir a las viudas y los huérfanos de policías fallecidos. Con esta ocasión se publicó un Libro y esta quizá sea una buena ocasión para realizar un breve relato histórico.

Los inicios de la fundación estuvieron marcados por la precariedad, por la escasez de medios y por unos sueldos muy bajos. A lo que se sumaba la ausencia total de sistemas de protección social.

Así cuando fallecía un policía su mujer y sus hijos se quedaban en el más absoluto desamparo.

Fue en 1915 cuando surgió la iniciativa, que sería el germen del futuro Colegio de Huérfanos, de destinar una parte del sueldo a un fondo de ayuda para las viudas y huérfanos.

Años después en 1921 se creó el Colegio de Huérfanos, como establecimiento de enseñanza dedicado al porvenir de los huérfanos de los funcionarios de los entonces Cuerpos de Seguridad, Vigilancia y del Cuerpo Administrativo.

En 1924 se iniciaron las prestaciones económicas a familias con hijos menores y con necesidades más acusadas.

En 1926 fue declarada Entidad de Beneficencia Particular, fijándose entonces la aportación forzosa al Colegio en el 1% del suelo de los funcionarios de estos cuerpos. Aportación hoy día voluntaria del 0,50% del sueldo base y trienios. (De 3 a 7 € mensuales, que tiene además una desgravación fiscal del 40%)

En principio se creó como institución pero sin instalaciones físicas. Años mas tarde se eligió la finca de Vista Alegre, en Carabanchel, antigua Real Propiedad de la Casa de Borbón, actual sede del Centro de Altos Estudios Policiales de la DGP, como lugar de la futura construcción de dicho colegio, que no se inició hasta 1929, finalizándose su construcción en 1934. El día de Reyes de 1936 se hizo un festival que fue el primer acto que tuvo lugar en el mismo.

Se trataba del mejor Colegio de Europa, de corte Funcionalista y Art-Decó en lo arquitectónico, dotado de centralita eléctrica, teatro, incluso del primer depósito de agua de hormigón que hubo en Madrid.

Sin embargo y como consecuencia del inicio de la Guerra Civil, el edificio fue utilizado como una extensión del Hospital de Madrid-Carabanchel, actual Hospital Militar de la Defensa, Gómez Ulla.

Fue por ello por lo que el Consejo de Administración del Colegio en 1944decidió enviar a los huérfanos como externos a diferentes congregaciones religiosas.

No fue hasta 1953, tras ser reconstruidos los pabellones dañados durante la guerra y devueltas las instalaciones cuando el Colegio pudo abrir por fin sus puertas para impartir a los huérfanos educación primaria y media, así como estudios superiores y mercantiles y talleres de formación profesional.

Los huérfanos que por cualquier circunstancia no podía asistir al Colegio percibían una pensión mensual.

Al principio fue un centro mixto, pero en 1960 se acordó que las niñas se formasen con las Madres Escolapias.

Con la democracia el Colegio recuperó su carácter mixto y dada su escasa ocupación se admitieron alumnos que no eran huérfanos. De hecho en 1978 los huérfanos solo representaban un 35% de los matriculados. En esta época también se impartían enseñanzas de BUP y COU.

En 1989 se inicio la fase de transformación del Colegio en Fundación, hecho que coincidió con el fin de la autorización por parte del Ministerio de Educación para impartir estudios de Bachillerato.

La tarea de transformación a la que se enfrentaron no fue nada fácil ya que existían intereses contrapuestos entre los que pretendían que continuara funcionando el Colegio y los que deseaban que se cerrara aquella etapa que desde mediados de los setenta, había hecho convivir a los huérfanos con otros hijos de funcionarios en activo que ingresaban en el mismo a cambio de una cuota acorde con su curso y régimen de matriculación.

La propia estructura de internado había empezado a quedar obsoleta, y se consideró que estaba mejor garantizado el acceso a la educación desde dentro del propio seno familiar y con igual acceso para todos los hijos de los policías fallecidos.

Desde entonces ya no existe colegio y los huérfanos perciben diversas prestaciones económicas, psicológicas y educacionales.

El 4 de mayo de 1990 se celebró la primera reunión del Patronato de la Fundación Huérfanos del CNP y sus primeros estatutos fueron aprobados el 7 de marzo de 1990, si bien hasta el 27 de diciembre de ese mismo año el texto no obtuvo el placet ministerial.

En 1991 se arrendaron las instalaciones a la DGP que las convirtió en sede del Centro de Promoción, hoy Centro del Altos Estudios Policiales.

A día de hoy La Fundación continua basándose en esos principios de compañerismo y solidaridad, que resultan esenciales en un Cuerpo que mantiene estos valores humanos como referencias para prestar un servicio esencial a la sociedad española.

PRENSA UFP PONTEVEDRA